Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Con permiso  

La rebelión de los ciudadanos de Cataluña

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
domingo, 11 de junio de 2006, 22:53 h (CET)
Todos los demócratas nos alegramos del surgimiento de Ciudadanos de Cataluña. Aún desde puntos de vista absolutamente diferenciados, como es mi caso. Y es que a uno le aburre sobre manera que las masas se vean sometidas a la dictadura de lo políticamente correcto. En esto, en lo correcto políticamente, también hay dictaduras, dictablandas y dictamásduras. La del nacionalismo catalán o vasco es de las más duras. Como la del nacionalismo español... de hace ya tantos años. Creo que hoy se puede habar, CASI siempre, de un nacionalismo español perfectamente asociable al que existe en cualquier país de Europa, nada homologable con el que los que tenemos más años aún recordamos.

O piensas como yo o estás contra mí, esa es la regla básica de estos tres nacionalismos que todo lo impregnan, absorben y monopolizan. Si eres catalán tienes que ser catalanista. Si eres vasco tienes que votar, pensar y vivir en vasquista. Si eras español tenías que ser franquista... o te encerraban o te desterraban o te fusilaban, claro.

Por eso me alegro del nacimiento de Ciudadanos de Cataluña. Porque me molesta lo políticamente correcto, porque me duele el borreguismo, el seguidismo, el entreguismo, el dontacredismo de tantos votantes, porque hay que dar nuevas y diferentes oportunidades a los electores que sean capaces de pensar por sí mismos, se necesitan alternativas para que las células grises de algunos ciudadanos, aquellos acostumbrados a votar a quien les ordena el sistema, sigan activas.

Y porque al llevar ya tantos años escribiendo en tantos medios estoy contra la prensa sumisa, la prensa de la mano tendida a la espera de las migajas del poder, a la espera de la subvención, a la espera de las consignas, de la prensa que oculta a sus lectores la realidad social que interesa al poder.

Me alegro del nacimiento de Ciudadanos de Cataluña, ciudadanos del mundo, ciudadanos de la inteligencia, ciudadanos de la insumisión, ciudadanos de la personalidad propia, ciudadanos pensantes, ciudadanos de bien. Y espero ansioso el momento en que la prensa catalana no tenga más bemoles que reconocer la existencia de la realidad, la existencia de Ciutadans de Catalunya.

Noticias relacionadas

¿Quién elegirá al nuevo gobernante de UK?

​Al final va a ser la militancia conservadora la que elija al nuevo primer ministro

​El valor y la noble vocación de la política municipal

La política en general, hoy puesta en dudas con el telescopio de los hooligans de la verdad absoluta, es un mal negocio

​Deslegitimando a la homofóbia: El argumento del segmento cultural para desnudarlo tal cual es

​Por muchos años, la cultura hegemónica del heterosexual construyó un discurso en el sentido de que la homosexualidad era una enfermedad

Prisión permanente revisable, sí

​Entre los padres de Mariluz, Marta del Castillo, Sandra Palo y Diana Quer se han recogido casi ocho millones de firmas

El analfabetismo funcional está mermando el español

Me reconstruyo en las palabras
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris