Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

Gotzone y Rosa, dos afamadas ex

Sergio González

domingo, 11 de junio de 2006, 22:53 h (CET)
Aun pesando mucho a la cavernaria Derecha española, el fin de ETA parece estar mucho más cerca de lo que cualquier ciudadano de a pie podía pensar en este secano marzo. Cuando digo que podría pesarles lo digo tal cual, sin ánimo de acritud como el que desdeñan cada día algunos directores de programas de radio donde lo que menos se hace es practicar el periodismo, cuanto menos la profesión de Larra bien entendida.

A la cabeza de todos ellos se sitúan las dos niñas de socialismo vasco que han salido de su cascarón y ahora son rebeldes por antonomasia, la que un día suplicara que la llevaran como máxima candidata al Parlamento Europeo y la todopoderosa pedigüeña del Ayuntamiento de Getxo. Rosa y Gotzone, dos nombres que cualquiera asociaría con la tendencia derrotada en el Congreso de los socialistas vascos de 2002, justo un año después de que la pinza Mayor Oreja - Redondo Terreros se diera de bruces contra una realidad mucho más poderosa que todos ellos, el Nacionalismo peneuvista.

Hoy en día no son capaces de decir No al partido que les hizo un nombre en la sociedad española y siguen actuando traidoramente sin ningún propósito mayor que el de sacar tajada de la situación y seguir teniendo un halo ante dirigentes de otras formaciones que ya les recaudan puestos de control para que sigan vociferando contra su propio partido.

Nadie discutiría el diálogo bien intencionado dentro de cualquier grupo, pero lo que éstas hacen va más allá de eso y se posicionan flagrantemente fuera de los límites tolerados, aplaudiendo al líder de una formación política que apoyó las reuniones de Zurich del 98 y mascó con gusto la invasión de Irak. En eso estamos ahora. Si estas señoras, tuvieran dignidad renunciarían a su escaño, que, al contrario de lo que dice la tal Mora, no es suyo, sino del partido por el que fueron elegidas y del que tantas basuras han escupido por la boca.

Probablemente sea demasiado crítico con estas dos figuras, que sí es cierto han recibido amenazas de terroristas, pero eso no justifica que se sitúen en polos opuestos a lo que formalmente siempre han defendido, o cuanto menos, han representado. En aceras conservadoras les esperan con los brazos abiertos, pues dos neo-con han pasado a ser para regocijo de perdedores sangilistas y orejistas o para los antinacionalistas de ideología, envoltorio que sólo guarda una moderación de postulados que ante la sociedad, recordemos, no trae buenos recuerdos.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris