Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Sin acritud   -   Sección:   Opinión

Pacifismo demagógico

Cristóbal Villalobos
Cristóbal Villalobos
sábado, 10 de junio de 2006, 00:12 h (CET)
A todos se les llenan las bocas con la palabra paz. Algunos ,aún atacando a la Iglesia, no parecen más que catequistas de barrio. Y así es imposible debatir. Uno de estos oradores amorosos es el propio Zapatero, que ante cualquier crítica en la cuestión del País Vasco nos vuelve con el amor, la paz y el perdón. Yo hace mucho que hice ya la Comunión.

Muchos son los medios de comunicación y los políticos que siguen el discurso demagógico de la paz. Discurso contra el que no se puede discutir, ya que todo el que no esté con el gobierno, está de forma inequívoca contra de la paz. Obra maestra de los asesores monclovitas que consiguen de esta forma hacer creer a los ciudadanos en las tesis zapateristas.

Mientras hablan con Otegui y sus secuaces, ya que hay que hacer todo por el llamado proceso de paz, sin que estos cumplan ninguna de las condiciones impuestos por el mismo Zapatero para iniciar cualquier diálogo, que no era otra condición que el abandono de las armas.

Zapatero sabe que acabar con el conflicto le convertiría en Presidente del Gobierno hasta que se canse del puesto y por esto está dispuesto a ceder ante todo, y nos vende eso de que hay que intentarlo todo. Pero se olvidan de que la paz no es un final, ya lo dijo Gandhi, sino el camino. Por tanto para una solución del conflicto, lo que hay que acabar es con la violencia y conviviendo de forma pacífica se podrá llegar a acuerdos políticos que garanticen la convivencia. Por el contrario el gobierno negocia el futuro de dos regiones españolas, País Vasco y Navarra, con unos señores que no disponen de ninguna legitimidad representativa y que en caso de ser legalizados solo representarían a una minoría, por lo que si todo llega a buen puerto, la paz tendrá un precio altísimo. La de una dictadura abertzale. Y como dijo uno, que a mi no me gusta nada, pero a ZP supongo que sí, “mejor morir de pie que vivir de rodillas” solo que en este caso teníamos todas las papeletas de salir vencedores. Hasta ahora.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris