Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Ven a España, es el paraíso

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 5 de junio de 2006, 22:13 h (CET)
Sucedía la pasada semana durante la segunda jornada del debate sobre el estado de lo que queda de la nación: ZP, desde el atril de oradores, anunciaba a bombo y platillo la inminente repatriación de seiscientos veintitrés inmigrantes a Senegal. El golpe de efecto, que trataba de encubrir la barbaridad que el propio ZP iba a anunciar esa misma tarde –la rendición del Estado de Derecho ante la banda terrorista ETA-, se había consumado. Todos los telediarios abrían con el anuncio de la soflama presidencial.

Pero últimamente –Rubalcaba, quién te ha visto y quién te ve- los anuncios propagandísticos del gobierno tienen un recorrido aproximado de 24 horas. Así, el primer grupo de inmigrantes fue devuelto de forma inmediata por el gobierno de Senegal, el cual acusó al gobierno del talante de haberlos engañado (que os váis para Málaga, les habían dicho) y, además, de haber vulnerado sus derechos fundamentales y de haberles dado un “trato inhumano”. Amnistía Internacional ya ha anunciado que investigará este suceso. Además, Senegal comunicaba la ruptura del acuerdo de repatriación. Ya ven, el presidente de Senegal dando lecciones sobre derechos humanos al presuntamente socialista gobierno de España. ¡Lo que nos faltaba por ver! Bueno, por leer. Porque verlo, lo que se dice verlo, en casi ningún telediario.

¿Qué es lo que había sucedido? Pues lo de siempre: hasta el gobierno de Senegal nos toma por el pito del sereno. Y detrás de esa denuncia de violación de derechos humanos y ruptura del acuerdo de repatriación, lo habitual: el chantaje. "More money, ZP". Y ZP a pagar. Con el dinero de todos los españoles.

El Gobierno de Alemania, por boca de su Ministro del Interior Wolfgang Schäuble, ha arremetido durísimamente contra la política inmigratoria de este gobierno, al que acusa de favorecer a las mafias que trafican con personas. Los nuevos traficantes de esclavos. Schäuble afirmó que el reglamento que permite la puesta en libertad de los inmigrantes ilegales tras 40 días de retención no es más que “publicidad para las mafias organizadas” Ahí es nada. Y encima, es que tiene razón el teutón. El “papeles para todos” no es más que la legitimación del tráfico de seres humanos. En cristiano: de la esclavitud.

Hace ya más de un año el Gobierno del talante se empeñó, pese a las serias advertencias lanzadas por Europa –Francia y Alemania fueron los más beligerantes-, la oposición (o sea, el PP) y toda persona con dos dedos de frente, en sacar adelante un proceso de regularización que ha traído consigo el vaticinado “efecto llamada”. Si a los procesos de regularización emprendidos sumamos que cualquier inmigrante que entra en nuestro país violando la legislación vigente tiene automáticamente derecho a prestaciones sociales (educación, sanidad y a veces hasta vivienda) pese a no contribuir a la Hacienda pública, así como la laxitud de nuestro código penal, tenemos el cóctel que ha favorecido la inmigración masiva y descontrolada. A la cual el gobierno no piensa poner remedio.

A día de hoy el Gobierno, empeñado en negar la realidad, sigue afirmando que tal efecto llamada jamás se ha producido. Y defendiendo su esquizofrénica política inmigratoria, empeñados en relacionar los procesos migratorios descontrolados y el tráfico de seres humanos con la pobreza y la culpa del hombre blanco. Capitalismo culpable, proclaman los millonarios de la tele de plasma. La culpa es del PP. Lo de siempre, porque estos socialistas no aceptan jamás tener responsabilidad en nada de lo que acontece, aunque sean ellos o sus políticas quienes hayan provocado el desaguisado ( por ejemplo, la ínfima calidad de la enseñanza en España es algo directamente atribuible a los socialistas y ellos sólo aportan una solución: más educación socialista).

Así pues, ya tenemos el próximo eslógan que podría ser anunciado vía vallas publicitarias en nuestros puestos fronterizos: Ven a España, es el paraíso… socialista.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris