Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El mundo al revés   -   Sección:   Opinión

Nuestro sino

José David Gálvez
Redacción
lunes, 5 de junio de 2006, 22:13 h (CET)
“No sé cómo será la Tercera Guerra Mundial, pero la Cuarta será con palos y piedras.” Esto fue lo que dijo Albert Einstein tras ver los avances en tecnología nuclear surgidos a raíz de su Teoría de la Relatividad. Creo que es una buena frase para comenzar, y define bastante bien lo que será esta pobre columna.

No, no crean que soy un alarmista, y no me juzguen como tal. Al menos hasta haber leído unos pocos de mis escritos. Simplemente voy a tratar de dar una visión, lo más crítica posible, sobre el mundo actual. Por lo menos, de aquel que conozco.

Quizá por eso he decidido llamar éste conjunto de disertaciones, “El mundo al revés”. Y ustedes preguntarán: ¿Y por qué? Digamos que, cuando uno trata de analizar los problemas que atañen a los mortales, la mejor manera de hacerlo es dándole la vuelta a los mismos. Así, se pueden ver los problemas en su extensión y comenzando por el origen, en lugar del final.

Y sí, señores, existen infinidad de problemas en éste mundo. Algunos bastante obvios y otros de mayor complejidad, pero todos con sus negativas repercusiones sobre nosotros, los humanos.

La lástima es que, la mayoría de las veces, nuestra raza es el desencadenante de susodichos problemas. La humanidad es la causante de casi todos, sino todos, los problemas que sufre. Quizá también ése haya sido uno de los motivos por los que le he dado tal nombre a éste conjunto de escritos.

Y es que, la humanidad, cuando trata de solucionar un problema, crea uno nuevo peor que el anterior. Debe ser nuestro sino. Aunque si estoy ahora escribiendo éstas palabras debe ser porque aún veo un atisbo de esperanza. Quizá con mi pequeña contribución podamos darle la vuelta a un mundo del revés. Espero que lleguemos a conseguir demostrar que Einstein se equivocaba. Estoy seguro de que él también quería equivocarse.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris