Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La parte por el todo  

Tiempos de reválida

Óscar Arce Ruiz
Óscar Arce
domingo, 4 de junio de 2006, 01:46 h (CET)
Se acerca la época de exámenes y quisiera relatar una breve historia. Un grupo de estudiantes se enfrentan a un examen tipo test en el que solamente hay dos temas para estudiar. La situación es la siguiente:

José ha elegido el tema A desde el principio y lleva tiempo estudiando solamente ése. Sus compañeros le han dicho que es muy probable que salga el otro y que aún está a tiempo de mirarse la otra parte del temario. Pero él no se deja aconsejar por sus compañeros de clase y prefiere el consejo de su padre: sigue por el camino que tan buenos resultados le dio a éste.

Xavier optó por prepararse una pregunta de tema libre. Pero su familia le dijo que la presentación a un examen supone la aceptación de las normas establecidas, de manera que un ejercicio diferente a las opciones que se solicitan podría dar lugar a un examen totalmente nulo, un suspenso en toda regla. Entonces se lo pensó mejor y escogió el tema opuesto al que Lluís, el cabecilla de la clase, estudiaría. Todo el mundo sabe que dejaron de ser amigos hace poco y Xavier -como dicen los psicólogos- no acaba de elaborar el duelo.

Santi es uno de los pocos amigos que le quedan a Lluís. Ha escuchado a unos y a otros. Ha contrastado los temas que se prepararían sus compañeros, y ha optado por el B. Parece que está convencido, pero muchos creen que no quiere sufrir la misma suerte que Xavier al desautorizar el mando de Lluís y por eso prefiere no plantearse demasiado las cosas y huir hacia adelante.

Antoni está en la misma situación que José. Su opción, sin embargo, es opuesta a la de éste. Antoni, líder de la clase el curso pasado, también ha elegido un tema desde el principio y lo lleva estudiando desde entonces. Utiliza complejas técnicas mnemotécnicas para simplificar sus apuntes, aprovechando su memoria histórica y la del padre de Lluís. Ahora compara la situación futura con la de, por ejemplo, 1979, y las respuestas afloran en su mente sin esfuerzo.

Cuando Lluís descubrió que su padre tendió una mano a Antoni y no a él, se sintió traicionado. Además, uno de sus mejores amigos, Xavier, del que guarda fotos y recuerdos, le desautorizó en alguna ocasión y le puso en evidencia en más de una. Cree que no puede contar con nadie. Anhela que le quieran y no ha sabido hacerlo. Su orgullo está rendido y solamente le queda la máxima de “morir matando”. Siempre ha sentido aversión por José -al que considera un retrógrado- y desde que sabe el tema que éste estudiará, ha basado en ello su estudio y su intento de agradar a la gente.

Es algo enrevesado. Parece que por encima del examen hay duelos personales, rencores, antipatías y resentimientos. Es evidente que, sea cual sea el resultado, ésta no parece forma de preparar un examen importante.

Escriban ahora PPC por José, ERC por Xavier, PSC por Lluís, EUA por Santi y CiU por Antoni, y tomen el tema A como un “NO” y el tema B como un “SÍ”. Lo que parece ridículo en círculos estudiantiles debe parecérnoslo también en círculos políticos.

Aún así, aunque la puesta en escena haya sido algo extraña, los ciudadanos de Cataluña debemos prepararnos para votar el examen en sí y no a los autores. No debemos corregir mirando el nombre del examinado, sino el texto que tenemos delante.

Noticias relacionadas

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris