Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

La fusión de Arcelor y Sverstal

Vasili Zubkov
Redacción
viernes, 2 de junio de 2006, 22:30 h (CET)
Han anunciado su fusión el holding siderúrgico Arcelor, con sede en Luxemburgo, y la mayor acería rusa, Severstal, situada en la ciudad de Cherepovets. Es difícil subestimar la importancia de esa transacción. De hecho, estamos presenciando la formación de un nuevo gigante metalúrgico transnacional. Será un líder mundial con un volumen de ventas anual de 46 mil millones de euros y una producción de 70 millones de toneladas anuales. Es un 6% de la producción mundial de acero. Para comparar, todas las acería rusas producen 60 millones de toneladas anuales (5,2%).

¿Qué beneficios aporta la fusión? Se afirma que Arcelor lo ha hecho para no quedar absorbida por el grupo Mittal Steel, hasta ahora líder mundial en la producción de acero. Esta afirmación no es del todo cierta. El oligarca ruso Alexei Mordashov, propietario de Severstal, ha revelado que desde hace cuatro años mantenía conversaciones con Arcelor. O sea, el holding europeo y la siderúrgica rusa hace tiempo que muestran un interés recíproco.

En primer lugar, Arcelor aceptó la fusión porque actuaba en el mismo terreno de Severstal: producía acero laminado para la industria automotriz –un producto con máximo valor añadido (tras la fusión, la nueva empresa se hará con un 22% de la producción mundial de acero para la industria automovilística)– y tubería de acero de gran diámetro. En segundo lugar, Arcelor accedió porque Severstal mantenía muy bajo el coste de producción y a la vez suministraba productos de calidad.

En Luxemburgo también valoran altamente los activos extranjeros de Severstal: la empresa italiana Lucchini y la estadounidense Severstal North America. Conforme a las condiciones de la transacción, Mordashov transferirá a Arcelor las partes que le corresponden en las dos compañías y también el 89,6% de las acciones de Severstal. Además, pagará adicionalmente 1,25 mil millones de euros en efectivo. A cambio, recibirá el 32,2% de las acciones de la nueva compañía, el puesto de presidente del consejo de directores y el derecho a nombrar a 6 miembros del consejo de los 18 en total. El precio de la transacción ronda los 13 mil millones de euros, un récord para el mercado ruso.

A través de su nuevo socio, Arcelor, obtendrá un amplio acceso al mercado. Rusia muestra ya durante años favorables resultados en el crecimiento económico. Los importantes proyectos a ejecutar en el Lejano Oriente ruso y en Siberia del Este asegurarán por largos años una estable demanda de los artículos que producirá la nueva empresa.

La producción de la planta siderúrgica de Cherepovets recibirá, a su vez, la posibilidad de establecerse en los mercados altamente competitivos de Europa. El 85% de la producción de Severstal por ahora se distribuye en el mercado ruso. La fusión favorecerá el programa de inversiones (2003 -2012) elaborado por la acería rusa con miras a modernizar sus unidades de producción y para lo cual han sido asignados $1.000 millones de dólares. Arcelor, aparte de todo, domina las más avanzadas tecnologías en el sector metalúrgico.

Ya se ha comentado que las dos empresas colaboran desde hace tiempo. Tienen concertado un acuerdo de cooperación técnica y tecnológica en el marco del cual organizan reuniones de especialistas. También existen proyectos conjuntos. En 2004, Severstal-metiz había comprado a Arcelor una plata de clavos que se usan en pistolas de clavar. En 2005, Arcelor y Severstal pusieron en marcha la empresa mixta TA Kord que produce cuerda metálica.

Cuatro aсos atrás, las dos compaсías habían fundado en Cherepovets otra empresa conjunta, Severgal (Arcelor participa con un 25%), con una capacidad de producción de 400 mil toneladas anuales de acero laminado y galvanizado en caliente. El presupuesto del proyecto, incluidos los gastos de compra de los equipos, construcción de las naves, instrucción del personal y la promoción del producto se calculan en $170 millones de dólares. En abril pasado Severgal entró a funcionar.

Todos estos factores –y también el hecho de que Arcelor necesita nuevos sectores de desarrollo (por ejemplo, para poder devolver el préstamo de 5.000 millones de euros obtenido recientemente) – prueban que la fusión con Severstal ha sido un paso bien pensado y provechoso. En cuanto a las amenazas de Mittal Steel, no hacen más que intensificar el proceso de fusión.

¿Cuál sería el componente político de esa transacción? En primer término, el representante de Rusia se hace propietario de las dos terceras partes del gigante siderúrgico mundial. Huelga decir que las transacciones de tal nivel necesitan aprobación en altas esferas. Alexei Mordashov había visitado hace dos semanas en Sochi al presidente Vladimir Putin. A pesar de que el tema oficial de la entrevista fue la participación de las grandes empresas rusas en la ejecución de proyectos nacionales -particularmente en el área de la enseсanza– es evidente que la transacción de fusión fue discutida a fondo. Todo indica que el oligarca obtuvo el visto bueno del Jefe del Estado ruso.

El Servicio Antimonopolio Federal también ha estado al tanto de la transacción y le dio una alta valoración. Se puede ver que las acciones del propietario de Severstal en modo alguno contradicen los intereses del país y contribuyen a la promoción de las empresas rusas en el extranjero.
El mundo occidental gusta de criticar a Rusia por haber prohibido a los extranjeros acceder a los principales ramos de la industria. Pero las transacciones de envergadura como la fusión de Arcelor y Severstal y de TNK con British Petroleum refutan esas afirmaciones y son la mejor propaganda de la Rusia de hoy y de su aspiración a participar de forma equitativa en el mercado mundial. Es, además, el indicador del creciente atractivo de la economía nacional.

El ministro de Finanzas de Rusia, Alexei Kudrin, ha valorado favorablemente la fusión. "Rusia se va estableciendo en los mercados mundiales y el Gobierno siempre aclama los casos cuando las empresas privadas rusas encuentran a importantes socios extranjeros", declaró. En opinión del ministro, la fusión surtirá un efecto positivo tanto en la economía rusa como en la mundial, y es una seсal de alta confianza depositada en Rusia.

____________________

Vasili Zubkov, para RIA Novosti.
Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris