Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A pie de calle   -   Sección:   Opinión

Absolutamente anormales

Paco Milla
Paco Milla
jueves, 1 de junio de 2006, 00:38 h (CET)
Acabo de comenzar el escrito y ya he sido injusto por mencionar la palabra “anormal” al caso que me dispongo a narrar, porque ese no es el adjetivo idóneo. Hay otros mucho más “adecuados” para definir a las personas que participan en el mismo.

Leo en el periodico de hoy: "Un juez de Madrid explicó que dejaba en libertad a 'fulanito de tal', un ex-militar servio, presunto autor de robos en Cataluña, porque “no constan motivos de hechos delictivos, al estar el atestado en catalán”. No irá a prisión porque el fiscal “no entendió” el atestado de los Mossos."

Y este es el justo momento en el que me pregunto: ¿qué adjetivo poner al juez, al fiscal, al chorizo o a los Mossos? Porque sin duda, todos ellos, son susceptibles de adjetivar, por parte del pueblo llano, que en realidad es a la vez el único que debe hacerlo y el que más se acojona cuando llega el momento, manteniendo inútiles “adjetivables” que se ríen incansablemente de quien les paga, porque se ríen, oiga. Se ríen.

¡Estará orgullosa vuestra madre! –que diría el del anuncio-. Podéis iros a casa con la satisfacción del deber cumplido, pandilla de...

¿Es esta la justicia que tenemos? ¿Batallitas y/o guerritas entre el idioma en el que está escrito el informe, hacen posible que un chorizo peligroso quede en la calle, sin más?

Pero, ¿cómo no van a venir a partirse de risa delante de nuestras caras? Mi amiga Nieves me aconseja -y me aconseja bien- que sea comedido en mis escritos y que no ponga “tacos”, pero ella debe entender que os llame jodidos inútiles (yo creo que con fundamento).

El enemigo no está afuera, como pensamos. ¡El enemigo está aquí y sois vosotros, ya que estáis inmersos en el sistema, en un sistema que se tumoró hace mucho tiempo y que ningún cirujano está dispuesto a extraer. Cuando un acusado habla otro idioma se le suele poner un intérprete. ¿No teníais ninguno a mano para traducir un escrito?

Creamos una torre de Babel y danzamos como idiotas a su alrededor. Joer, joer... en qué manos nos hallamos, oiga. ¿Y por estas cosas nadie sale a la calle? ¿Jueces para esto? De ridículos no bajamos y “gilipichas” lo rozamos.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris