Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Momento de reflexión   -   Sección:   Opinión

Aborto y vida

Octavi Pereña
Octavi Pereña
jueves, 1 de junio de 2006, 00:38 h (CET)
¿Causan la muerte de todos los fetos los abortos provocados? De este tema no se habla. Pienso que la gente que no tenemos ni idea de lo que ocurre en los quirófanos abortistas creemos que sí. La realidad es muy distinta tal como lo confirma una investigación abierta en Gran Bretaña. Se ha iniciado una exploración a raíz de unos informes que declaran que hasta cincuenta niños nacen cada año como resultado de abortos fallidos. La investigación se produce en medio de un clima de inquietud entre los médicos porque gracias la vacío legal existente, se les puede acusar de infanticidio. En agosto de 2005, los médicos de Manchester publicaron un informe sobre treinta y un caso de niños nacidos entre 1996 - 2001. "Si un niño que ha nacido vivo como resultado de un aborto provocado fallido muere debido a la desidia, se le puede acusar de asesinato", dijo el Dr. Shantela Vadeyar que dirige el estudio.

The Royal College of Obstetricias and Gyneacologists que controla los métodos abortivos, también ha intervenido en el asunto y ha iniciado una investigación. Cuando se provoca un aborto a un feto de menos de veintiuna semana de gestación se lo provoca utilizando drogas. El informe dice que los médicos tendrían que asegurarse que las drogas empleadas habían impedido que el niño naciese vivo. En la práctica, el Dr. Stuart Campbell, que fue profesor de Obstetricia y Ginecología en el hospital St. George de Londres dice que en algunos casos sobreviven: "Pueden nacer gritando y respirando a las diecinueve semanas de gestación". El Dr. Campbell que afirma que no es un antiaborcionista "le preocupa esta medicina que no cumple con la normativa". El Dr. Campbell sigue diciendo: "Si la viabilidad se basa en limitar los abortos a las veinticuatro semanas de gestación, entonces la respuesta más sencilla es cambiar la ley y rebajar el límite a las dieciocho semanas".

Una escrupulosa investigación realizada por Confidencial Enquiri into Maternal and Child Health indica que al menos se dan cincuenta casos anuales en Gran Bretaña de niños que sobreviven a los intentos de aborto. Lo que se desconoce es el número de niños que habiendo sobrevivido a los intentos de aborto, llegan a adultos.

Leannart Nilsson, fotógrafo especializado en el proceso del desarrollo de la gestación, ha dicho: "He perseguido la creación de la vida en todos sus estados de desarrollo porque estoy fascinado por este acontecimiento maravilloso y fantástico. Quiero enseñar en todos sus detalles más pequeños a los niños, a las futuras madres, a todo el mundo".

Antes de que existieran los sofisticados equipos fotográficos de que se disponen hoy publicó "NACER", su primer libro de fotografías. Como resultado de su difusión recibió muchas cartas de madres que le manifestaban que la visión de las imágenes prenatales les habían hecho cambiar sus propósitos de abortar o de no querer tener hijos.

Volvamos a los niños que han sobrevivido a los intentos de aborto fallidos. El Dr. Paul Clark, especialista en curas intensivas de recién nacidos dice que ha tratado a un niño nacido a las veinticuatro semanas después de tres intentos fallidos de aborto. La madre decidió tener al hijo que hoy tiene dos años y que padece lo que los médicos dicen "importantes problemas médicos permanentes". El mismo Paul Clark comenta: "La supervivencia de este niño no se ha registrado en ningún informe oficial". El doctor sigue diciendo: "Hasta el presente no existe ninguna normativa que obligue a quienes practican abortos tener que informar de sus fracasos".

Los sobrevivientes al holocausto que se practica en los quirófanos abortistas están entre nosotros, vivos y con lesiones irreparables. De su presencia en la sociedad ha dado evidencia pública Diana Jessen que hoy tiene veintiocho años. El 6 de diciembre de 2005 participó en una reunión en el Parlamento organizada por "Alive and Kicking" se podría traducir por "Vivos y pataleando", para hacer presión con el propósito de rebajar a las dieciocho semanas el límite permitido para la realización de abortos. Jessen, que padece parálisis cerebral tiene el propósito de participar en una maratón que se celebrará en Londres en abril de 2006 con el propósito de recoger fondos a favor de sus colegas de sufrimiento. Diana Jessen se pregunta: "Si abortar es un derecho de las mujeres, entonces, ¿cuáles son mis derechos? Si se habla de abortos también es importante que se sepa que estos niños han nacido vivos y sobrevivido".

Quiera el Señor que este comentario que intenta hacer llegar al lector la crueldad de lo que pasa en los quirófanos en los que se practican abortos, consiga lo mismo que las fotos de Lennart Nilsson mostrando el maravilloso proceso de gestación que actúa secretamente en el seno femenino: animarlas a que desistan de abortar y a que deseen ser madres del hijo que de una manera tan maravillosa se forma secretamente en su seno.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris