Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Hacia la anarquía

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 29 de mayo de 2006, 21:41 h (CET)
Este pasado miércoles la sesión de control al Gobierno fue aprovechada por el PP para preguntar al gobierno sobre la inmigración descontrolada después del último proceso de regularización, realizado a espaldas de la UE, y que ha provocado el vaticinado “efecto llamada”.

Pues se ha organizado el gran Belén. José Blanco ha llegado a comparar a Ángel Acebes con Jean Marie Le Pen, el líder de la ultraderecha socialista francesa. ¿Por qué? Por, según él, relacionar inmigración y delincuencia. Ángel Acebes ya ha respondido que él piensa seguir diciendo la verdad por muy “verde” que le pongan. Y es que, según afirma el número dos de los populares, los robos con violencia en las casas son delitos practicados mayoritariamente por “bandas de delincuentes extranjeros” que, amparadas en la permisividad gubernamental reflejada en el “papeles para todos” emprendida por el gobierno socialista, han aprovechado para colarse en España.

Pero el tema es ¿hay relación entre inmigración y delincuencia? Es de cajón afirmar que cuantos más inmigrantes haya en España mayor será el número de delitos cometidos por inmigrantes –si no hay, no pueden cometer delitos en nuestros territorio nacional-. Lo cual no quiere decir que el inmigrante, por el mero hecho de serlo, sea un delincuente. De hecho, son cientos de miles los inmigrantes que vienen a España a buscar un futuro mejor, que se integran en nuestra sociedad y trabajan honradamente para sacar adelante a sus familias. Pero ello no debe ser óbice para negar y tratar de ocultar la relación entre inmigración y ciertas formas de delincuencia de reciente aparición auspiciadas por bandas de delincuentes extranjeros.

Los datos no dejan lugar a la duda: un tercio de los presos en las cárceles españolas son extranjeros y de de esos casi 16.000 presos, el 27,53% tienen origen marroquí, el 11,49% origen colombiano y el 7,35% rumano. En Cataluña, de las 8.975 detenciones que realizaron los Mossos y la Guardia Urbana en Barcelona por cometer algún delito durante el último periodo, de noviembre a marzo, el 59% correspondían a extranjeros. En la última encuesta del CIS la inmigración había pasado a ser el segundo problema en opinión de los ciudadanos, de lo cual se puede deducir que los españoles sí relacionan inmigración y delincuencia. Y, sinceramente, no creo que la mayoría de españoles sean como Le Pen.

Cortinas de humo socialistas aparte, lo cierto es que en España empiezan a aparecer nuevas formas de delincuencia, hasta ahora desconocidas. Asaltos a viviendas con violencia, secuestros “express”…

Según los datos que ofrece la Confederación Española de Policía en España se denuncian 100 secuestros al año y se estima que un 30% más no llega a ser denunciado. Un 25% de estos secuestros son secuestros “express”, forma de delincuencia habitual de Sudamérica. Gran parte de los delincuentes que practican este tipo de secuestros en nuestro territorio nacional son, efectivamente, sudamericanos. Los asaltos a viviendas mientras sus propietarios se encuentran dentro de la misma suelen ser practicados por ciudadanos de países balcánicos (los albano kosovares principalmente). Estas últimas semanas se han producido numerosos asaltos de este tipo, sobre todo en Cataluña.

El PP, además, ha presentado en el Senado una propuesta de modificación del Código Penal para endurecer las penas relativas a “secuestros express” y asaltos a viviendas con violencia hacia las personas.

¿Y el Gobierno? ¿Qué hace para garantizar la seguridad de los ciudadanos? Absolutamente nada. Se dedica a combatir las palabras críticas de la oposición y no los delitos, eludiendo la principal responsabilidad del Estado, la que justifica su existencia: garantizar la libertad, vida y seguridad del ciudadano. ¡Ver para creer! Los autodenominados socialistas han dejado de creer en el Estado. De hecho ya no creen en nada. Para ellos la nada es un absoluto. Hasta tal punto llega la cosa, que la han encumbrado a la Presidencia del Gobierno.

El enviar 300 Guardias Civiles en prácticas a Cataluña no es arreglo alguno. Es mera propaganda y un parche ineficaz que no servirá para proteger al ciudadano.

Tampoco es solución delegar la responsabilidad del Estado en el ciudadano, al que algún Delegado del Gobierno ha llegado a decir que si quiere seguridad se la pague. “La Vanguardia” ha llegado a publicar un artículo en el que se culpa de la delincuencia al urbanismo. Y es que, según el columnista… ¿a quién se le ocurre permitir viviendas unifamiliares? ¿E irse a vivir en ellas? Ya ven, la culpa, de la víctima.

Y yo, ciudadana, me pregunto: ¿para qué pago mis impuestos? Si el Estado no es capaz de garantizar mi seguridad y mi libertad, reniego de él. No lo quiero para nada. Y a partir de ahora, me pago mi seguridad, mi educación, mi sanidad… ¿qué tal? Desaparecida la función principal que justifica la existencia del Estado no nos queda nada salvo reclamar la devolución de aquello que el ciudadano confiadamente había depositado en manos del Estado. Es ahí, hacia la anarquía y la anomia -ausencia de normas- hacia donde nos está llevando este gobierno. ¡Vaya panorama!

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris