Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El escándalo de los sobrecostes

Pascual Mogica Costa (Elche)
Redacción
domingo, 28 de mayo de 2006, 23:08 h (CET)
Por muy mal que se hayan efectuado las valoraciones del costo de las obras cuando los proyectos se aprobaron con arreglo a lo que se plasmaba sobre el papel, es de todo punto imposible que en solo cinco actuaciones, Ciudad de las Artes y las Ciencias 388 millones de euros más de lo previsto, Terra Mítica 107 millones, Ciudad de la Luz 55 millones, Ciegsa (construcciones escolares) 320 millones y Ciudad de la Justicia en Valencia 48 millones, se haya producido un sobrecosto total de 918 millones de euros (152.742 millones de pesetas) como consecuencia de la ejecución de las obras algunas de las cuales aún están sin terminar.

A la vista de estos números no es de extrañar que entre la opinión pública crezca la creencia en todo lo relacionado a la denuncia efectuada por esos dos industriales que, junto con otros muchos, intervinieron en las obras de Terra Mïtica, y que manifestaron ante dos diputados autonómicos socialistas, manifestaciones grabadas, que ellos habían confeccionado facturas falsas o hinchadas y que un tal Vicente Conesa, recibía las millonarias diferencias y que, según dijeron estos dos industriales, el tal Conesa dijo que eso se lo repartía con Zaplana.

Si la Justicia no decide investigar a fondo todo este escandaloso asunto de los sobrecostes a través de los cuales se ha ido y se está yendo un importante dinero de los contribuyentes y que el Gobierno Valenciano presidido por Francisco Camps, se niega sistemáticamente a que se abran comisiones de investigación en las Cortes Valencianas, en mi opinión está muy claro que aquí hay gato encerrado y que en este país la Justicia solo sirve para que algunos perciban importantes sueldos mensuales y presuman de defender lo que es justo y legal cuando realmente lo que están haciendo es ver como por delante de sus narices pasan y pasan actuaciones político-económicas más que dudosas sin hacer nada por intentar averiguar lo que está pasando. A mi así me lo parece. Los valencianos, el pueblo, queremos y tenemos derecho a saber que es lo que realmente produce esta escandalosa actuación que en su mayoría tuvo lugar bajo el gobierno de Zaplana y actualmente en el mandato de Camps. Esto hay que pararlo.

Noticias relacionadas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro

¿Será Theresa May la nueva Dama de Hierro?

¿Hacia un Brexit caótico?

Teoría de la suposición de Ockham

Guillermo de Ockham elaboró una sutil filosofía del lenguaje
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris