Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'X-Men 3': La exageración final

Gonzalo G. Velasco
Gonzalo G. Velasco
viernes, 28 de julio de 2006, 13:32 h (CET)
La trilogía sobre superhéroes mutantes iniciada por Bryan Singer en X-Men y X-Men 2 llega a su capítulo final de la mano del director Brett Ratner, una elección causada por la baja de Singer, (más interesado en rodar Superman Returns) y que, personalmente, no me daba muy buena espina debido a los mediocres trabajos anteriores del recién llegado. Mencionaré sólo tres títulos suyos para que comprendan mi desconfianza. Agárrense: El Dragon Rojo, Hora Punta y Hora Punta 2. Si a tan deplorables precedentes le añadimos que la segunda entrega de los X-Men singerianos había dejado el listón muy, muy, alto al tratarse de la mejor película de superhéroes realizada hasta la fecha junto a Spiderman 2, la cosa no pintaba nada bien para la franquicia.

Pero si alguien tan acabado como Woody Allen ha sido capaz de filmar Matchpoint cualquier director, por anodino o plomizo que sea, tiene posibilidad de redimirse. Incluido Ratner. El tipo no ha perdido la ocasión y, por obra y gracia de un presupuesto abrumador y de una trama que lleva hasta el paroxismo las premisas de espectacularidad establecidas por sus antecesoras, ha logrado salir del paso más o menos airoso. Pese a resultar cargante y excesiva por momentos, irregular en su ambición por conjugar de manera compacta dos tramas difícilmente conjugables (la resurrección de Jean Grey por un lado, la guerra iniciada por Magneto para evitar la conversión de mutantes en humanos mediante un nuevo medicamento, por otro) y casi siempre obvia en sus tímidos conatos de denuncia social, la película logra contra todo pronóstico imprimir un poderoso aliento trágico a su trama del que carecían las dos entregas anteriores, mucho más pendientes de la épica y de la aventura que del drama propiamente dicho.

En este sentido, X-Men 3 se beneficia de una mayor penetración en los conflictos de los personajes, incluso secundarios, de la incorporación de nuevos papeles tan atractivos como medianamente complejos y, sobre todo, de algunos golpes de efecto en lo que a guión se refiere que acercan el film al travieso espíritu original de los cómics publicados por Marvel. Los dos más remarcables: las numerosas e impredecibles muertes que se producen a lo largo de la historia (algunas de ellas de personajes importantes), y ese segundo clímax final tan afín a los postulados de la tragedia griega que no desvelaré por respeto al lector.

La verdad, para tratarse de una película de superhéroes y de una tercera parte, el resultado es bastante digno. Tal vez no posea la creatividad en cuanto puesta en escena, el sentido del ritmo, ni la calculada sutilidad permeable siempre al espectáculo del díptico rodado con anterioridad por Singer, pero no traiciona en ningún momento la labor del director de Sospechosos Habituales, y es en esa sabia renuncia a la personalidad propia donde X-Men 3, como Magneto en el epílogo, demuestra su grandeza más allá de la mera comercialidad.

Noticias relacionadas

El 21 Festival de Málaga arranca con una gala con mucho ritmo

Desde el Teatro Cervantes

Málaga despliega la alfombra roja para ser epicentro del cine en español

Con 20 película en la Sección Oficial

'El intercambio', el reencuentro de 'Los hombres de Paco', llega a los cines el 1 de junio

Con guión de Ignacio Nacho

'Loving Pablo' arrasa en su primer fin de semana en cartel

Mejor estreno de la semana

La forma del agua, de Guillermo del Toro, triunfa en unos Oscar sin sorpresas

Coco, de Disney Pixar, mejor cinta de animación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris