Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Dónde esta la protección oficial en los pisos VPO?

Jorge P. M. (Sevilla)
Redacción
viernes, 26 de mayo de 2006, 21:43 h (CET)
Soy un joven de 29 años de edad y empadronado en Dos Hermanas desde que nací. Por este motivo y reuniendo el resto de requisitos indispensables hace un par de años fui uno de los seleccionados para la adquisición de una vivienda de protección oficial previo pago de la misma, cosa que a veces parece que se olvida.

Tras 8 meses de espera para la entrega de la misma, pues estaba prevista para junio de 2005 y la llave fue entregada el dia 1 de febrero, todos aquellos que habíamos respetado escrupulosamente las fechas de pago (las cuales no sufrieron, por supuesto, ningún tipo de retraso) esperábamos que al menos, todo estuviera acondicionado para poder habitar las viviendas desde el primer día, cosa lógica por otra parte. De hecho, existe el compromiso verbal por parte del jefe de obra al inspector de la Junta de Andalucía con la presencia de algunos testigos, de que una vez entregadas las llaves, se acometerían el resto de trabajos pendientes para acondicionar la urbanización. Sin embargo, cuál fue nuestra sorpresa cuando día tras día se observan distintos problemas que hacen casi imposible la convivencia allí.

La responsabilidad directa pertenece en opinión de la gran mayoría del vecindario para la empresa constructora Guadasol, pero no deben eludir su parte alícuota de responsabilidad tanto el Ayuntamiento de Dos Hermanas como la Junta de Andalucía. A estas instituciones habría que recordarle en estos días en los que su mayor interés se centra con buen criterio en evitar la especulación, en que se cumpla la normativa de las viviendas de protección oficial y en que ninguno de los adjudicatarios de las mismas pueda resultar beneficiado en una venta o alquiler posterior, que el mismo ahínco se debe poner en que los propietarios de las mismas respeten sus deberes como en que no se ignore ninguno de sus derechos. Si la administración no vela por sus ciudadanos, que además son merecedores en su propia opinión de una vivienda de protección oficial, ¿a quién se le debe exigir que realice el seguimiento oportuno?

En esta tesitura sólo cabe preguntarse lo siguiente: ¿Les parece lógico que haya sido entregada una fase de viviendas sin que los bomberos tengan acceso a las mismas? ¿Alguien se ha planteado quiénes asumirían las culpas en caso de que aconteciera un incendio o cualquier otro siniestro de importancia? ¿Existe un plan contraincendio de garantía si las puertas cortafuego no cierran solas, no tienen acceso a las parte delantera de las viviendas los camiones y ni siquiera poseen las bocas de riego imprescindibles?

Quizá este sea el caso más grave pero los que allí habitamos sufrimos a diario una plaga de insectos de todo tipo por no haberse entregado los jardines como es debido ya que a parte de la falta de limpieza de los mismos, sufren filtraciones de agua que dañan los garages. El parking merece punto y aparte ya que se desprenden casquillos del techo, sirve como vertedero en algunas zonas ya que no fue recogido en su dia los escombros de la obra, no tiene seguridad alguna ya que las puertas peatonales están siempre abiertas y existen diversas zonas que debiendo estar aclimatadas para los trabajos de diversos operarios (electricidad, telefonía, ascensores, agua, bomberos, etc) hacen imposible la intervención de los mismos y retrasa el bienestar de quienes habitamos allí. La puerta de acceso para los vehículos tan sólo 4 meses después de su colocación se ha desprendido en el pie de una vecina que resultó dañada, pero la desgracia pudo haber sido mayor. Para colmo, los vecino hemos sido engañado pues se nos ha hecho pagar un seguro de la intercomunidad desde el mes de octubre de 2005 con validez hasta octubre de 2006 cuando las viviendas nos fueron entregadas en febrero. ¿Por qué pagamos nosotros el tiempo transcurrido desde octubre hasta la entrega de la llave si no tenemos viviendas que asegurar? Pero es que aquí no acaban las irregularidades pues se nos hizo firmar ante nuestro desconocimiento el compromiso por el que abonariamos el impuesto de bienes inmuebles (IBI) durante el primer año, pese a que está recogido que la propia constructora asumirá el coste del mismo.

Además, existe el agravante de otras fases de este mismo proyecto del Ayuntamiento que padecieron durante meses no tener suministro eléctrico, motivo achacable una vez más a Guadasol, pero no se pusieron los medios necesarios para que los problemas no se repitieran.

La falta de higiene, de seguridad, de control y de responsabilidad en estas viviendas ha sido manifiesta desde el comienzo de la contrucción de las mismas por lo que solicitamos a quien corresponda (area de inspección de la Junta de Andalucía) que se encargue cuanto antes de la exigencia a la empresa constructora para el cumplimiento de las normas establecidas dado que los vecinos siempre han cumplido puntualmente con todo lo que se le ha solicitado y realice el seguimiento que debe hacerse, ya que a muchos de nosotros nos ha costado demasiado tiempo y trabajo poder acceder económicamente a esta vivienda y observamos con perplejidad, como las administraciones se desentienden con total impunidad de las mismas, cuando además, en este caso se trata de viviendas cuyo proyecto han realizado, aprobado y, según afirman, financiado las propias administraciones.

No obstante y para demostrar nuestra buena fe, les invitamos a cualquiera de las reuniones que realiza la intercomunidad y nos ponemos a su disposición tanto los miembros de la junta directiva de la misma como cualquier otro vecino para hacerle llegar la lista de desperfectos ocasionados y cualquier otra queja o sugerencia relacionada.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris