Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Políticamente incorrecta  

Capullos por la paz

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
viernes, 26 de mayo de 2006, 21:40 h (CET)
Es la última ocurrencia de un plantel de actrices a las que apenas se conoce actuación alguna desde la entrega de los Premios Goya del cine en época del gobierno de José María Aznar.

La mamá de Javier Bardem (que éste si es actor; su madre se limita a aparecer como clá en series televisivas y alguna aparición corta en alguna película de cine), Ana Belén, Charo López, Aitana Sánchez-Gijón, Ariadna Gil, Asunción Balaguer, Blanca Portillo y estrellas de Hollywood como Berta Ojea o Lluvia Rojo se reunieron ayer, al amparo de la “Unión de actores” –un chiringuito organizado en 1986 cuando el gobierno socialista quiso meter a este gremio en el de los trabajadores por cuenta ajena; el caso es no dar ni chapa y vivir del pesebre- para homenajear un comunicado de la banda terrorista ETA. El comunicado en que los asesinos declaraban un “alto el fuego permanente”.

Señoras actrices, ¿dónde están las rosas para Fabio Moreno, Silvia Martínez Santiago, Irene Villa, Miguel Ángel Blanco, Fernando Buesa, Esther y Miriam Barrera, Joaquín Maria Azaola Martínez, Pedro Garrido Caro, José Maria Arrizabalaga Arcocha, Lisardo Sampil Belmonde, José Luis Vicente Canton, Francisco Berlanga Robles, José Maria Herrera Hernández, Constantino Ortiz Gil, Ciriaco Sanz García, Hortensia González Ruiz, Antonio Ramírez Gallardo, Miguel García Poyo, Francisco Gómez Gómez-Jiménez, Francisco Mota Calvo, Jesús Ulayar Liciaga, Esteban Sáez Gómez, José Fernando Artola Goicoechea, Félix De Diego Martínez, José Diez Pérez, José Antonio Vivo Undabarrena, Sergio Borrajo Palacín, Benito Arroyo Gutiérrez, Miguel Chavarri Isasi, José Maria Maderal Oleaga, Antonio Recio Claver, Pedro Fernández Serrano, Adolfo Mariñas Vence, Miguel Orenes Guillamont, Juan Bautista Peralta Montoya, Gines Pujante García, Dionisio Imaz Gorostiza-Goiza, Olegario Domingo Collazo Melon, Juan Batista García, Pedro Ruiz Rodríguez, Juan Díaz Román, José Miguel Maestre Rodríguez, Antonio Peña Solis, Antonio Pérez García, Jesús Abalos Giménez, Lorenzo Gómez Borrero, Luis Gómez Hortiguela, Agustín Laso Corral, Luis Berasategui Mendizabal, Andrés Varela Rua, Ángel Baños Espada, Héctor Abraham Muñoz Espinoza, Diego Alfaro Orihuela, Francisco Medina Albala, Jesús Maria Colomo Rodríguez, Moisés Cordero López, Emilio López De La Peña, Antonio Pastor Martín, Miguel Ángel Saro Pérez, José Manuel Amaya Pérez, Dorotea Perting, José Manuel Juan Boix, Juan Luna Azol, Jesús Pérez Palma, Guadalupe Redondo Vian, Dionisio Rey Amez, Juan José Tauste Sánchez, Antonio Nieves Cañuelo, Manuel Ferreira Simois, Antonio López Carrera, Aureliano Calvo Val, José Maria Pérez Rodríguez, Modesto Carriegas Pérez, Julián Ezquerro Serrano, Aurelio Pérez-Zamora Cámara, Lorenzo González-Valles Sánchez, Sixto Holgado Agudo, Alberto Jiménez Becerril, Juan Priede, José Ramón Intriago Esteban, Florentino López Del Castillo, Felix Ramos Bailón, Martin Rosa Valera, Josefina Corresa Huerta, Luciano Cortizo Alonso, Fernando Múgica Herzog, Francisco Tomas Y Valiente, Ramón Doral Trabadelo, Miguel Ángel Ayllón Díaz-González, Isidro Usabiaga Esnaola, Jesús Agustin Cuesta Abril, Eugenio Olaciregui Borda, Rafael Martínez Emperador, Domingo Puente Marin, Francisco Arratibel Fuentes, Modesto Rico Pasarin, Francisco Javier Gómez Elósegui, Luis Andrés Samperio Sañudo, José Manuel García Fernández, Miguel Ángel Blanco Garrido, Daniel Villar Encisco, José Maria Aguirre Larraona, José Luis Caso Cortines, José Ignacio Iruretagoyena Larrañaga y tantos y tantos otros?

Y es que estas multimillonarias revolucionarias de salón ya entraditas en años, amigas de Arafat, Castro y demás fauna y flora totalitaria, han perdido la dignidad. Ellas, que jamás han tenido un gesto de solidaridad con las miles de familias destrozadas. Ellas, que jamás organizaron nada para pedir, por ejemplo, la liberación de José Antonio Ortega Lara, secuestrado y torturado por ETA. Ellas, que jamás han otorgado una sola palabra de aliento a los huérfanos o viudas del terrorismo pretenden ahora dar lecciones sobre la paz. La paz de Batasuna.

Noticias relacionadas

Las otras naciones

​Los animales no nacen para ser comidos por el humano: existe el veganismo, que es más sano, para los individuos y para los recursos de la tierra

​Poetas

Los sentimientos no son ciertos hasta que les ponemos palabras

​Los perdedores

En este mundo, perdedores lo somos todos en tanto en cuanto de esta vida solo se sale muerto y no hay dinero ni poder que compre tiempo extra de vida

Sánchez y 13

​Nos encontramos, pues, abocados a la XIII legislatura que va a empezar con el presidente como protagonista

Los ciudadanos sometidos a presión: tres comicios en un mes

Pese a que aún no ha comenzado oficialmente la campaña para las legislativas, la maquinaria electoral ya está en funcionamiento y se anuncian jornadas tormentosas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris