Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El culebrón Da Vinci

José Prats Carrasco (Gerona)
Redacción
jueves, 25 de mayo de 2006, 21:15 h (CET)
A pesar de que la crítica especializada haya considerado como bastante malas, tanto la novela como la película del Código da Vinci, entiendo que puedan gustar a algunas o muchas personas, al igual que gustan los culebrones de sobremesa, la comida basura o las canciones del verano. Lo que no comprendo es que nadie con un mínimo sentido común, llegue a dar algún tipo de credibilidad a lo que se cuenta en las mismas.

Cualquiera que conozca un poco la Iglesia Católica y el Opus Dei, comprueba que la imagen que de ambas instituciones presentan, no pasa de burda caricatura. Pero todavía son más inconcebibles las supuestas relaciones entre Jesús y la Magdalena. Carece de toda lógica atribuir mayor credibilidad a unas teorías sin ningún rigor histórico, que a los hechos narrados por los cuatro evangelistas, los cuales, o fueron testigos directos de los mismos o transcribieron lo que oyeron predicar a otros apóstoles. Con la particularidad de fueron capaces de dar su vida para dar testimonio de la verdad que pretendían transmitirnos. Y como ellos, los otros apóstoles y muchos cristianos de los primeros tiempos que constituyeron la Iglesia primitiva. Nadie da la vida por una mentira.

El pretender ver en “El Código da Vinci” algo más que una obra de ficción, solo puede ser por falta de formación, o para negarle autoridad a la Iglesia Católica, con el deseo de auto justificarse de un tipo de vida que dista mucho del ideal cristiano que ésta predica.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris