Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Kulturkampf y el laicismo

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
miércoles, 24 de mayo de 2006, 20:43 h (CET)
Son ya muchas voces gubernamentales como la nunca última de Moraleda y las leyes aprobadas, para reconocer -sin albergar duda- el laicismo de esta legislatura. Hay una serie de analogías con otros tiempos por la unión de fuerzas para combatir al catolicismo, que se dio a finales de siglo XIX en el imperio alemán de Bismarck, y que el partido liberal de la época lo denominó Kulturkampf. El nacionalismo de un estado laico y el cristianismo liberal hermesiano de raíces kantianas, fueron el azote al catolicismo pontificio romano con sede vaticana. El resultado fue la expulsión de la Compañía de Jesús y casi todas las ordenes religiosas, penalización de practicas religiosas y legislación contra el catolicismo y la educación, con el resultado de más de 10.000 parroquias clausuradas.

Fue la persistencia de los fieles católicos a su fe, la que hizo a Bismarck comprender su error, unido a la pérdida de confianza en el partido liberal alemán. Salvo las decisiones radicales de otras épocas, coinciden fundamentalmente con el actual laicismo español, por una parte el anticlericalismo del Gobierno, y por otro el nacionalismo imperante, de corte anexionador el alemán del XIX y secesionista el actual español.

El fracaso del Kulturkampf supuso el acercamiento al poder del Zentrum -partido de raíces católicas-, con la derogación de las leyes laicistas y de persecución de la Iglesia católica, así como la reforma de las leyes de educación entre otras. Salvando las distancias de los tiempos, viene a ser ejemplo de como el pueblo católico es firme a su doctrina ante los envites de los gobiernos y los estados. El actual Gobierno español debería ser reflexivo ante las lecciones de la historia, como aprendió Bismarck , con el resultado del volver a empezar en la restauración de los valores y derechos que el pueblo de Dios tiene como eje fundamental. Que son muy difíciles hacérselo desprender, como certifica esta ciencia que estudia los hechos del pasado.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris