Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Al borde del precipicio   -   Sección:  

La tele del mundial

Antonio Valencia
Antonio Valencia
martes, 23 de mayo de 2006, 22:15 h (CET)
Una vez terminado el Campeonato Nacional de Liga, la atención de la España futbolística se centra, como no podía ser de otra forma, en el Mundial que arranca el próximo día 9. A falta de grandes disquisiciones tácticas, de las que disfrutaremos a partir del primer amistoso, el gran tema de conversación es la televisión, es decir, cómo ver los partidos del Campeonato del Mundo, y particularmente los de España.

Como seguramente ya saben, los derechos de este Mundial fueron adquiridos conjuntamente con los del anterior por Telefónica. Eran tiempos en los que se vivían los últimos espasmos de la "guerra del fútbol" y un intento por reflotar la casi cadavérica (y termino siéndolo poco después) Vía Digital frente al dominante Canal Satélite Digital, hoy Digital Plus.

Una vez firmada la paz, Telefónica se retiró del mercado deportivo, accedió a que Vía Digital fuese absorbida y se marcó como objetivo rentabilizar su espectacular inversión. No lo consiguió en 2002, con horarios imposibles, y se vio obligada a emitir por su entonces filial Antena 3 los partidos de interés general y algunos otros de audiencia asegurada, sobre todo en la segunda fase.

En esto llegamos a 2006. A la necesidad de Telefónica, que ya no dispone de un canal por donde dar los partidos en abierto, de colocar sus derechos se une el nacimiento de una nueva cadena analógica, La Sexta, que tiene la necesidad de darse a conocer, y qué mejor para lograrlo que con el fútbol por bandera. Resultado: compra millonaria a Telefónica y, además, ofertones de uno de sus accionistas a equipos de Primera para hacerse con los derechos de los partidos de Liga.

Hasta aquí, todo muy bonito. Pero ahora llegan los problemas. Resulta que la cobertura de La Sexta para cuando se inicie el Mundial va a ser, en el mejor de los casos, de un 80% de la población. Es decir, capitales de provincia y, en general, localidades grandes. Queda la alternativa de la TDT, pero las zonas de sombra analógicas y digitales prácticamente coinciden (lugares montañosos donde la recepción de los canales, incluso de los públicos, es defectuosa cuando no imposible). De modo que sólo queda la opción de Digital Plus, lo que en teoría vulneraría la ley sobre eventos deportivos de interés general, que exige su emisión en abierto.

En vista del desastre que se avecina, La Sexta ya ha dejado caer que compartirá sus derechos en los partidos de interés general con alguna cadena de mayor cobertura. Es una actitud loable, pero dice mucho del poco interés de los Gobiernos (ahora el de Zapatero como antes el de Aznar) por vigilar que las leyes se cumplan, porque si lo hubieran hecho, ni La Sexta tendría los derechos de este Mundial, ni en el anterior hubiéramos tenido que tirar de Digital Plus para verlo en condiciones. Pero esto es España, y aquí hay que mamar. ¿O era Cádiz?

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris