Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

ZP dicta la moda

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 23 de mayo de 2006, 01:53 h (CET)
Sucedió esta misma semana. De noche, los salvajes –todos los vimos saquear tiendas para emborronar la celebración del merecido triunfo del Barcelona en la Champions- irrumpieron en el despacho que comparten en la Universidad Pompeu Fabra la Asociación de Universitarios Liberales Demócratas (ULD) y la Asociación Universitaria No Nacionalista. Estas dos Asociaciones de estudiantes obtuvieron el 20% de los votos en el Claustro de la Pompeu Fabra y son la fuerza estudiantil más votada en la Facultad de Derecho. Es decir, las Asociaciones preferidas por los estudiantes de Derecho, que los eligen democrática y heroicamente. Porque en la Cataluña totalitaria hay que ser un héroe para votar contra el nacionalismo. Al grito de “fuera fascistas de la universidad”, los salvajes se dedicaron a destrozar todo el mobiliario así como el material informático y a dejar sus pintaditas en puertas y archivadores. Como ven, pura democracia al estilo talibán. Que detrás presuntamente se encontraría el nacionalismo catalán radical supongo que no hay ni que explicitarlo. La ULD ya ha exigido a todas las asociaciones estudiantiles y a los órganos de gobierno de la Pompeu Fabra la condena de estos actos fascistas. Que esperen sentados. Es lo mismo que pedir a ZP que condene los atentados de ETA de Getxo o Barañaín.

Claro que es también en ese mismo oasis catalán en donde asociaciones revolucionarias como el sindicato estudiantil “Alternativa Estel” se dedica a la quema de periódicos editados en castellano y catalán. Recientemente se jactaban de haber prendido fuego –sí, sí, prendido fuego- a dos mil ejemplares de los periódicos gratuitos “ADN” y “Metro”. Y es que estos medios habían cometido, en opinión de los camisas negras, varios graves delitos: distribuirlos en la universidad, editarlos en parte en castellano y, además, su línea editorial, crítica con el nacionalismo. De la quema de periódicos a la quema de libros sólo queda un paso. O un par de editoriales en algún medio de comunicación.

Es conocido que en la Universidad catalana reina la democracia y la tolerancia. Los asaltos – carteles incluidos- contra, por ejemplo, los valientes miembros de Conciencia Cívica Catalana están a la orden del día. Para concitar a los salvajes de las camisas negras suelen aparecer colgados en las Facultades carteles con las fotografías de determinados personajes como Alejo Vidal Cuadras, Nicolás Redondo Terreros, Francisco Caja, Eduardo Uriarte, Gotzone Mora o Arcadi Espada bajo el lema “vamos a darles el recibimiento que se merecen” ó “escoge el que más te guste, señalémosles”. Estos carteles no son retirados por los responsables de la Universidad. Digo yo que los rectores estarán muy ocupados renovando su vestuario.

Los medios de comunicación, siempre genuflexos con el régimen totalitario imperante, no les informarán de este último asalto. La señora Margarita del Periódico de Cataluña –disculpen, desconozco su apellido- levantará orgullosa su naricita respingona en el programa 59” de TVE, se proclamará demócrata y no dirá una sola palabra acerca de los sucesos que están teniendo lugar en el oasis catalán. Y si alguno de los presentes osara denunciar estas tropelías fascistas será inmediatamente acallado por el resto de los presuntos periodistas allí presentes. Así funciona el régimen de las camisas negras.

Y ojo, porque me temo que después del fascista eslogan adoptado por el PSC la semana pasada (“El PP usará tu NO contra Cataluña”) los ataques violentos contra todo aquél que no se declare nacionalista no han hecho nada más que empezar.

Porque este eslogan, demostrativo de la calidad democrática imperante en el oasis, es una clara incitación a la agresión. Señala a la víctima y nos retrotrae a la Alemania de los años 30. Tampoco hay diferencia alguna entre los carteles que aparecen en las universidades catalanas o vascas señalando objetivos y el eslogan del partido de Rodríguez Zapatero. ¿Será por eso que en un claro ejercicio de imitación y seguidismo han atacado esta misma semana la sede del PP de la madrileña localidad de Getafe? Sin duda. Es la moda.

Este viernes Rodríguez Zapatero visitaba el oasis y avalaba con su presencia, su discurso y sus sonrisas intrascendentes el fascista eslogan de su partido. Así pues, ZP, en vista del batacazo que parece va a obtener en el referéndum acerca del Estatuto catalán, al que no va a ir a votar ni el Tato, ha decidido cambiarse de camisa. Atrás quedaron los pantalones de pana, las camisas rojas o los trajes de Armani o las pieles de Elena Benarroch de la “beauty”. Ahora, en la izquierda, se llevan las camisas negras. Es orden del jefe. Renueven sus vestuarios.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris