Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   A un toque   -   Sección:  

Un periodista de lo más jugón

Luciano Sabatini
Luciano Sabatini
domingo, 21 de mayo de 2006, 21:10 h (CET)
¡Menudo crack! Tras una aparente extravagancia, acomodada con chaleco y pajarita color vivo, detrás de la imagen tan particular que Andrés Montes ha creado de sí mismo, hay un grandísimo periodista y un mejor comunicador. Un funky man que durante 11 años ha caminado de la mano de su inseparable compañero Antoni Daimiel, raza blanca tirador, haciendo de la retrasmisiones de la NBA en Digital + un clásico de las madrugadas. Juntos forman un tándem irrepetible, cada un con un estilo definido y diferente, pero que al unirse consiguen una mezcla altamente explosiva. Un placer para los oídos y un recreo para la mente de los que les gusta el basket, y una droga nada nociva para los que no nos gustaba tanto y a los que la dupla Montes-Daimiel nos ha terminado enganchando al más puro estilo se dejaba llevar.

Andrés ha forjado un estilo muy particular. Es de esos pocos profesionales que delante de un micro son capaces de informar y lo que a veces es casi más importante, divertir. Comentarista único en su especie, con sus suspicaces comentarios cambia el panorama y el ritmo lento y tedioso de las retrasmisiones, para darle su toque ratatatata! Siempre curiosos, mordaces, divertidos, los apodos que les pone a los jugadores de la mejor liga del mundo. Barba Azul Shawn Kemp, Kenyon “bruto” Martin, el aplicado y obediente Eric Snow de los Cavaliers, alitas de pollo Lorenzen Wright, Tim siglo XXI Duncan protagonizando La Guerra de las Galaxias Episodio III, etiqueta negra Rasheed Wallace, melodía de seducción Latrell Sprewell, memorias de África Dikembe Mutombo, o Robin Hood Novitzky dirigido desde el banquillo de los Mavericks por Mr. Bonobús Avery Johnson son algunos de los más imaginativos ejemplos. Luego están los nuestros, E.T. Gasol, un auténtico extraterrestre, y servicio de catering Calderón, con la bandejita preparada. Allá por Miami pasa un vendaval llamado twister O´Neal, el jugador para el que solo vale la ley número 34, “Hago lo que quiero, cuando quiero, como quiero y cuando me da la gana”, y algunos de los que echamos más de menos, líneas aéreas Jordan, les habla el sobrecargo, y Vlade Divac, el Vitorio Gassman de la liga. El inacabable repertorio de la fábrica de churros de Montes.

No contento, Andrés nos enseño que la liga no está formada por equipos, no, sino por unos clubes muy especiales: miembro y fundador del “calabaza´s club”, los que no se comen un colín, y siempre crítico con los “amarrategui blues”, por quitarnos espectáculo y con los del “club del chupa chups”, por quitarnos la pelota. Gary Payton y Kobe Bryant son los chicos del barrio, visitando pabellón tras pabellón como si jugaran en una cancha de barrio tarareando aquella canción que versa "In the ghetto". Y no conviene olvidarnos de los Gepetto Brothers, aquel club formado por los jugadores que tienen la muñeca de madera y fallan casi todos los tiros libres, con su presidente Shaquille O'Neal a la cabeza.

Brrrrrrrrr… así, de esta forma en la que nada es lo que parece, casi sin querer nos ha acompañado noche tras noche, sumando adeptos a su curso baloncestístico, y acercando un evento tan norteamericano como la NBA al españolito de a pie. De su mano, de la de Antoni Daimiel, la NBA es otra cosa.

Pero los amantes del estilo Montes estamos de luto. Once años en la casa de Polanco, once años para hacerla toda una mansión, han servido para que en plenos play off Andrés Montes deje canal +, fichado a golpe de talonario por la nueva cazatalentos consagrados, La Sexta, que le ha puesto el pincho de merluza de su vida. Innegable es, poderoso caballero es don dinero; pero uno no se explica como Sogecable no tiene atado, contento y feliz a un crack mediático, seña de identidad de la casa como él. Los del monopolio se han marcado una pedrada digna del “Vilma, ábreme la puerta!” Daimiel afronta ahora su camino más duro, más difícil, lejos de su amigo y compañero, teniendo que afrontar el programa NBA + sin el insustituible Andrés Montes. Si los Maradona, Jordan o Zidane pasan y el esquema se renueva, también lo hará el programa, aunque este final y la forma en la que ha llegado parece injusto e incomprensible.

Él solía preguntarle retóricamente al escolta estrella de los Houston Rockets, ¿Por qué eres tan bueno McGrady? Parece mentira que no vayamos a poder escuchar respuesta a ninguna de estas preguntas que nos formulaba a altas horas de la madrugada. Y digo yo ¿Por qué eres tan bueno Andrés Montes?

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris