Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'El Código Da Vinci': Secretos de tres al cuarto

Gonzalo G. Velasco
Gonzalo G. Velasco
viernes, 28 de julio de 2006, 13:32 h (CET)
El what if es una especie de subgénero literario y cinematográfico que consiste en articular una ficción más o menos sólida a partir de una premisa del tipo ¿qué pasaría si los nazis y los japoneses hubieran ganado la Segunda Guerra Mundial?, como hizo Philip K. Dick en su novela El Hombre en el Castillo, o ¿Y si los confederados hubieran salido triunfadores de su envite frente a los norteños?, caso del excelente documental de Kevin Willmott Confederate States of America.

En lo que a El Código da Vinci se refiere, la pregunta de marras es: ¿y sí toda la doctrina cristiana que conocemos descansara sobre una mentira absoluta y Cristo no fuera tan divino como nos han hecho creer? Para responderla, Ron Howard y su habitual guionista Akiva Goldsman (Una Mente Maravillosa), exponen una trama extremadamente respetuosa con la novela original de Dan Brown donde conviven asesinos albinos miembros del Opus Dei, historiadores de verborrea implacable, acertijos más bien casposetes, y múltiples desvaríos conspiranoicos de carácter milenario. Como en el libro, la originalidad la aporta el hecho de que la respuesta al what if podría ser real (al menos para los personajes de la ficción) sólo que fuerzas oscuras se han visto obligadas a ocultarla durante siglos para mantener su actual poder. Eso, junto a la morbosa idea de describir al Opus Dei en términos de malo de película, es lo que explica el éxito masivo de la fórmula. No hay más secreto.

El Código da Vinci versión cine es un escrupuloso trabajo de amoldamiento al modelo literario (por otro lado muy deudor de la narrativa cinematográfica). El problema es que siendo este modelo bastante deleznable desde un punto de vista artístico, su vástago audiovisual hereda todos sus defectos e incluso los potencia.

Los fans de la novela estarán de enhorabuena por ello, pero quienes esperábamos un pequeño milagro del, en ocasiones brillante Ron Howard, no podemos más que lamentar tan mimético rigor. Los personajes siguen siendo planos y poco atractivos, la trama acusa graves problemas de verosimilitud tanto en su planteamiento como en su desarrollo, hay exceso de diálogo y además casi siempre de naturaleza explicativa, se abusa del flashback mal concebido y mal introducido, el anticlimático tramo final sufre del síndrome de Peter Jackson (al igual que King Kong o el Retorno del Rey, parece negarse a concluir) y para rizar el rizo, todos los actores salvo Ian McKellen están de un soseras que haría palidecer al mismísimo Fernando Alonso.

En otras palabras: un despropósito en toda regla del que sólo se salva la fotografía de Salvatore Tocino y la banda sonora de Hans Zimmer. Podría decirlo con un anagrama al estilo Dan Brown, pero mejor lo haré de manera sencilla y directa para que no haya confusiones: El Código da Vinci es una de las peores películas del año. Ahórrense la pasta, cómprense con ella la última novela de Chuck Palahniuk y esperen pacientemente en sus casas a que alguien se decida a adaptarla al cine. Si la cosa no cae en manos de un pusilánime como Howard, tendremos un gran film...

Noticias relacionadas

Netflix España prepara nueva película con Daniel Sánchez Arévalo

Se estrenará en todo el mundo en 2019

El cine fantástico monopoliza los Premios en la IV Muestra de cine y creatividad del Centro Botín

El premio del público fue para “El escarabajo al final de la calle”

Disney celebra los 90 años de Mickey Mouse con una exposición

Un artista español participa en la muestra de Nueva York

Silvia Abril y Andreu Buenafuente presentarán los 33 Premios Goya

La actriz y cómica debutará como conductora

Javier Gutierrez, galardonado en el Festival Internacional de Cortometrajes de Valencia

'Zero' se lleva dos galardones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris