Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   A pie de calle   -   Sección:   Opinión

Actores de sábado

Paco Milla
Paco Milla
sábado, 20 de mayo de 2006, 01:39 h (CET)
El sábado se prestaba al asueto. La mañana era clara y soleada y esto en el norte, ya es de agradecer. Franmelón se encontraba en el parque con su pequeño, el cual disfrutaba de los toboganes y columpios que habitaban frente a su casa. Con un ojo en el crío y otro en la calle, con sentido ascendente, divisó a un posible turista, que en medio de la calzada se propuso firmemente filmar en su cámara a una gaviota que alimentaba a sus polluelos. Félix Rodríguez de la Fuente también se arriesgaba para sus documentales... ¡pero no tanto!

El distraído conductor del camión iba agarrado al volante y al móvil al unísono. El frenazo no se hizo esperar, con el consiguiente volantazo a su izquierda para no atropellar a "Félix el gaviotero". Debido a ello golpeó uno de los coches recién aparcados, cuyo dueño se encontraba cerrando la puerta. El paso cebra distante unos metros se encontraba ocupado por un anciano que, ayudado de su bastón, intentaba alcanzar la contraria acera.

Franmelón decidió entonces analizar el comportamiento humano, derivado de aquella situación. El turista reaccionó rápidamente haciendo aspavientos al camionero: "¡Es que vais como locos! ¿No ves que estoy aquí?".

El camionero, sin dejar de hablar por el celular, la emprendió con el que tenía el coche recién aparcado diciendo: "¿Es que no ves que estás provocando accidentes, por el sitio donde aparcas?"

El reprendido dijo algo sobre la madre de no se quién, opinando que era excesivamente promiscua y dando a entender que además cobraba por ello.

El anciano se detuvo "en seco" sobre el paso cebra y exclamó: "En un país con unas pensiones tan bajas... ¡es normal que ocurran estas cosas!"

El Policía que estaba escondido tras la farola y que había salido esa mañana con la orden expresa de "recaudar...como sea", dijo: "Yo soy un "mandao". Los jueces legislan y yo aplico la ley... ¡Todos multados!"

La señora que se encontraba sobre la acera y que fue testigo del accidente opinó también: "Si fuerais más a misa y hubiera más vergüenza en este país ¡todo sería diferente!"

A lo que el policía dijo: "Señora, usted no se meta, que esto es un país laico. ¡Multada por "mitinear" sin permiso de la autoridad municipal!"

Rápidamente su marido exclamó: "Pues por culpa de la alcaldesa estamos aquí. Nos han negado un piso de protección oficial y venimos a recurrir, así que múltela a ella. ¿O resulta que lo tiene prohibido? ¡Si es lo que yo digo, estáis todos corruptos!"

"¡Multado también por desprecio a la autoridad!", dijo el uniformado.

"Manolo, te he dicho mil veces que se dice "corrompido" y no corrupto", dijo la señora.

"Lo que tú digas Leonor... si es que son los nervios que me traicionan", dijo el caballero.

El turista seguía filmando las gaviotas y ante el requerimiento del policía de que le diera la cinta, ya que se trataba de patrimonio municipal lo filmado, éste dijo no sé qué de que se fuera "a recibir por no se qué parte del cuerpo" y ... ¡emprendió veloz carrera!

El gendarme le siguió sin dejar en ningún momento de redactar la multa al turista, al camionero, al "aparcador", al anciano del paso de cebra, a la señora, al marido... ¡y a la gaviota! que, lógicamente, algo de culpa tendría, ¿no?

Franmelón se empeñó en sacar conclusiones y después de estar ocho días con sus respectivas noches intentándolo, exclamó: "¡Todos somos actores que cumplimos un papel y, a veces, incluso rozamos la perfección más absoluta!". Y dicho esto se durmió.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris