Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Sin acritud   -   Sección:   Opinión

Fútbol y política

Cristóbal Villalobos
Cristóbal Villalobos
sábado, 20 de mayo de 2006, 01:39 h (CET)
Hoy no se habla de otra cosa. El Barça es el nuevo campeón de Europa. Es el tema único de todo medio de comunicación, cosa que me alegra y comparto, esta copa bien vale eso y más.

Sin embargo, que para nosotros no exista otra cosa no quiere decir que en España y en el mundo no estén ocurriendo cosas de vital importancia. Digo esto por la profusión de cargos políticos que inundaban la tribuna del estadio parisino de Sant Denis. No faltaba nadie; los reyes, Zapatero, Maragall, la ministra de Educación, el alcalde de Barcelona, el secretario de Estado para el Deporte, etcétera.

Antes de que nadie me diga que tienen derecho de ir al fútbol, cosa obvia, y antes de que me digan que representan a España. les diré que con que vaya uno ya representan lo suficiente y les diré también que para esto, con el monarca sobra.

Los políticos antes mencionados solo se han aprovechado de sus cargos para estar en un evento por la gorra, como diríamos en la calle.No era necesaria la presencia de ninguno de estos chupasangres y mucho menos la del señor presidente, que solo sale de España para cosas de este tipo y que se supone que tiene cosas más importantes que hacer. ¿Alguien vio a Tony Blair por el estadio?

Otro que no pintaba mucho era un Rey arropado por banderas de Brasil y Camerún, un rey acompañado por el que descuelga su retrato y cuelga el suyo. Por supuesto me refiero al señor Maragall, rey de su estado imaginario, y que desde ayer se siente rey de Europa.

Todo esto lo digo porque una parte de mi animaba al Barça en la final por ser un “equipo español”, pero al no ver ni una bandera española...

Soy malagueño, por aquí es bastante probable que no nos caigan muy bien las cosas de Sevilla y mucho menos el Sevilla C.F., el Betis es algo más soportable, pero los jugadores del Sevilla llevaban una pequeña enseña nacional, con lo de nación me refiero a España, bordada en las mangas de las camisetas y los Sevillanos llevaban banderas de España, representando a nuestro país. Y yo con ellos, como español.

Ayer ni una bandera española, en la equipación del Barça si iba, a la espalda, una bandera catalana. Estaba viendo jugar a un equipo extranjero , al que no me apetece animar.

Catalonia is not Spain. Si siguen lo conseguirán. Porque por ejemplo a mi no me apetece que ciertos catalanes sigan siendo españoles. Esta reflexión futbolística sirve, tristemente para todos los ámbitos de la vida en relación a este tema, porque hacen lo mismo en todo y los que lo hacen quizás lo consigan algún día.

De momento cuando sea la Supercopa de Europa, que enfrentará al Sevilla y al Barcelona, no dudaré en animar al equipo hispalense porque al menos a estos no les cabe duda de que son españoles.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris