Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

Un Ejecutivo heterodoxo

Sergio González

viernes, 19 de mayo de 2006, 02:18 h (CET)
Tras la designación de Franco Marino como responsable del Senado italiano y el dirigente de Refundación Comunista, Fausto Bertonotti, como nuevo emblema del Congreso transalpino, ahora tocaba la creación de un gobierno con el que Romano Prodi debe afrontar los próximos cuatro años con mayor o menor tranquilidad. Así pues, el presidente del país, Giorgio Napolitano, le encargó a Romano Prodi la formación del Ejecutivo responsable de todos los asuntos de un país que se encuentra en declive tras muchos años de inestabilidad política y social, y una multitud de gobiernos sucesivos que han durado lo mínimo posible, obligándoles a ceñirse a un guión marcado por el proceso electoral.

De esta forma, el nuevo gabinete del antiguo dirigente democristiano Romano Prodi va a contar con la presencia de veinticinco ministros, de los cuales cinco de ellos no tendrán cartera, entre los que se encuentran la radical de izquierdas, Emma Bonino, que desempeñará las labores de Asuntos Comunitarios, Giovanna Melandri que se ocupará del Deporte y la Juventud, y Rosy Bindy, que se encargará de afrontar una dura tarea en el sillón de Familia. Entre los principales pesos pesados de la nueva cúpula gubernamental se encuentran el ex primer ministro, Máximo D´Alema, quien no sólo será viceprimer ministro sino que se ocupará de ejercer de jefe de la Diplomacia y el ex alcalde de Roma y líder de la centrista Margarita, Francesco Rutelli, quien desempeñará igualmente las funciones de viceprimer ministro y ministro de Bienes Culturales. La “maleta” de Economía y Hacienda le tendrá en su mano el antiguo fundador del Banco Central Europeo, Tommasso Padoa-Schioppa, mientras que la de Interior recaerá en el brazo del también ex primer ministro de principios de los noventa, Giuliano Amato. Las otras tres carteras de gran representatividad, Trabajo, Defensa y Justicia, serán ostentadas por el integrante de Demócratas de Izquierda (DS), Cesare Damiano, el centrista Arturo Parisi y el democristiano de la UDEUR Clemente Mastella.

El sector parlamentarista femenino tiene una representación escasamente significativa pues los cinco puestos con rango ministerial, pero sin cartera van a estar ocupadas por mujeres, a las que habría que añadir una, la que va a ocupar la izquierdista Livia Turco, conformándose un “caldo” de cultivo entre la tendencia feminista de la coalición progresista. Asimismo, los partidos más alejados del centro se han visto claramente perjudicados por un reparto que ha atendido más al balanceo de los polos opuestos del conglomerado antes que la complacencia de las facciones minoritarias de ésta.

Varias semanas después de que los guardias civiles se echaran a la calle y reclamaran la modernización de un cuerpo armado que cumple funciones, casi en exclusiva, civiles se ha puesto sobre la mesa su renovación, merced a la reforma legal que pretende poner en marcha el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para la cual quiere sacar adelante en el Parlamento varios proyectos de ley. Entre las iniciativas previstas por el titular destaca la modificación del régimen disciplinario de la Benemérita, para lo cual se diferenciará la actuación de los profesionales en el cumplimiento de las funciones policiales de las consideradas como militares, la mejora de las condiciones laborales y profesionales de los guardias civiles y la apertura del cuerpo armado al asociacionismo, algo similar a lo existente en otros cuerpos del Estado como la Policía Nacional o Municipal. No obstante, se ha previsto la permanencia del carácter militar del cuerpo, lo que supondría no culminar con las expectativas creadas hace varias semanas.

Las reclamaciones realizadas por algunos miembros de la Guardia Civil, principalmente por parte de la progresista Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), han servido para despertar la conciencia de la sociedad de cara a plantearse la necesidad de tener un cuerpo armado que ya no cumple su función primigenia en el sector rural, puesto que ya las ciudades españolas tienen unas conexiones territoriales mucho mejores de las existentes hace no mucho tiempo, y en el sector exterior, para el cual hay previstas unas Fuerzas Armadas profesionales que tienen un sueldo mejorado con la reforma emprendida por el ex ministro de Defensa, José Bono, y un material más cualificado para emprender acciones con resultados esperanzadores para los intereses españoles.

Por otra parte, el Senado de Estados Unidos ha aprobado la creación de un muro de contención “anti-inmigración” para evitar que los ciudadanos mexicanos sobrepasen las fronteras establecidas. Esta barricada, que contará con 595 kilómetros de extensión, irá desde el estado de California hasta Texas y tendrá adherida una serie de barreras adicionales de 800 kilómetros para impedir el paso de los automóviles. A todas estas medidas se les une el envío de 6.000 efectivos a la frontera entre el Estado norteamericano y México. Sus principales misiones van a consistir en la colaboración plena con los sistemas de vigilancia para evitar las entradas ilegales de los inmigrantes, el análisis de la información de inteligencia, la instalación de barreras, la construcción de carreteras para las patrullas y el adiestramiento de los agentes de la zona afectada.

Esta iniciativa va a perforar aún más el hueco existente entre las Administraciones dirigidas por el republicano George Bush y el panista Vicente Fox, quienes desde hace varios meses mantienen importantes disputas en varios asuntos, principalmente el relacionado con la controvertida Ley de Inmigración. Según ha señalado Fox, “este muro es una vergüenza”, y ha presentado una queja formal en la Embajada norteamericana situada en la capital mexicana, al igual que han hecho otros países como Guatemala o Venezuela. A esto hay que añadir las constantes manifestaciones protagonizadas por los ciudadanos de EE.UU., quienes exigen una política antiinmigratoria que trate a los ciudadanos de otros países como personas con derechos civiles, además de apostar los “papeles” para que puedan

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris