Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Entre Abbas y Hamas

Marianna Béleñkaya
Redacción
viernes, 19 de mayo de 2006, 02:18 h (CET)
El presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, recibió en Sochi al jefe de la Autoridad Nacional de Palestina, Mahmud Abbas. El diálogo se celebró dos meses después de la visita realizada a Moscú por una delegación del Movimiento de Resistencia Islámica (HAMAS). En estos momentos, Abbas y los islamistas palestinos representan dos visiones opuestas del arreglo palestino-israelí. ¿Qué papel desempeña Moscú a este respecto? Al comentar en entrevista con periodistas los resultados de las conversaciones en Sochi, el viceministro de Exteriores de Rusia, Alexander Saltánov confirmó que entre otros temas fue discutida la interacción de Mahmud Abbas con el gabinete encabezado por HAMAS. “La parte rusa manifestó satisfacción y aplaudió la idea del diálogo nacional entre todos los partidos palestinos. Si el diálogo surta efecto, se verán eliminados muchos obstáculos, también los existentes en el ámbito humanitario”, subrayó.

Es posible que, al hablar de los obstáculos, Saltánov tuviera en cuenta la renuncia de Israel, EE UU y la UE a colaborar con el gobierno de HAMAS, lo que agrava la situación socio-económica en los territorios palestinos. Si incluso en tiempos próximos la comunidad internacional envía asistencia humanitaria a los palestinos que pase por Abbas, la situación no cambiará cardinalmente hasta que el equipo del jefe de la ANP y el ejecutivo no comiencen a operar como mecanismo único. Sin embargo, no se pronostica aún el acuerdo entre FATH (el partido de Abbas) y HAMAS. Ambos luchan encarnizadamente por el poder, pero la falta de deseo de los islamistas para reconocer Israel y todos los acuerdos antes firmados con éste por la dirección de la ANP es pretexto formal de renunciar a la cooperación. En este contexto, el éxito del diálogo nacional equivaldría al logro del consenso, ante todo, en cuestiones del arreglo pacífico. Sin embargo, falta mucho aún para conseguirlo, lo que limita las posibilidades de la comunidad internacional de prestar ayuda a los palestinos, aunque Moscú se esforzó al máximo para evitar que el boicoteo del gobierno de HAMAS por parte de Israel, la UE y EE UU conduzca a la catástrofe humanitaria en los territorios palestinos.

Procede señalar que la reunión del “cuarteto”, última en tiempo, de los mediadores mesorientales, del que, además de Rusia, forman parte
EE UU, la UE y la ONU, decidió –en muchos aspectos gracias a la postura rusa- crear un mecanismo de ayuda a los palestinos. No se conocen aún las formas concretas de tal ayuda, pero es evidente que esta pasará por las oficinas de Abbas eludiendo el gabinete de HAMAS, es decir, seguirá la misma vía que 10 millones de dólares transferidos hace poco por Rusia.
Es curioso señalar que, al intercambiar réplicas en presencia de la prensa a comienzos del diálogo, ni Abbas ni Putin mencionaron HAMAS. Sus conversaciones se concentraron en torno al examen de las perspectivas del arreglo palestino-israelí, como si no hubieran sido efectuadas las elecciones parlamentarias palestinas ni formado el nuevo gobierno palestino al amparo de los islamistas, con los que no quieren contactar Israel, EE UU ni Europa. Pero también Rusia, hoy la primera, como antes, de los integrantes del “cuarteto” en haber recibido una delegación de HAMAS, comenta con suma prudencia sus contactos con representantes de este movimiento.

Por un lado, el diálogo con ellos prosigue, pero, al mismo tiempo, al decir del viceministro de Exteriores, Alexander Saltánov, “las negociaciones con HAMAS es un tema muy complicado, porque HAMAS ha de recorrer también su tramo de camino”, dicho en otros términos, Moscú hizo cuanto estuvo a su alcance para desatollar la situación. Ahora que los demás miembros del “cuarteto”,atolondrados por la victoria de HAMAS en las elecciones que no sabían cómo debían tratar el nuevo poder palestino, los diplomáticos rusos intentaron dar a este movimiento el chance de situarse poco a poco al margen de su plataforma ideológica y establecer contactos con el “cuarteto”. Naturalmente, hacerlo por medio de compromiso, lo que para HAMAS significa, ante todo, reconocer el Estado de Israel. De hecho, Rusia desempeñó el papel de mediador entre los islamistas palestinos y la comunidad internacional, pues ahora le toca el turno a HAMAS.

Sin el cambio de la postura de este movimiento hacia Israel, no habrá progreso en el arreglo pacífico entre los palestinos y los israelíes. Por algo el primer ministro palestino, Ismail Hania, haya subrayado por más de una vez que el gobierno no está en contra de que Abbas negocie paz con Israel. “Es importante lo que, en resumidas cuentas, será ofrecido al pueblo palestino”, dijo. Pues, ¿tendrá razón el jefe de la ANP negociar por negociar sin haber concordado antes con HAMAS la agenda de las conversaciones?

Los israelíes califican de absurda tal vía. “Israel no está seguro de que ciertos acuerdos logrados con Abbas sean observados por el movimiento radical HAMAS que en la presente etapa insiste en sus principios básicos: no reconocimiento de la soberanía de Israel y lucha armada contra el Estado hebreo”, declaró el asesor del representante oficial del Ministerio de Exteriores de Israel, Eddy Shapira. Lo comprende Moscú y otros miembros del “cuarteto”. Pero ellos no podrán abandonar la posibilidad, sea ilusoria, de continuar negociaciones entre los palestinos y los israelíes. Pues, de lo contrario, Israel considerando que no tiene partners entre los palestinos, podrá solucionar el problema palestino en orden unilateral. Además, sea como fuere, el mecanismo negociador es necesario, ya que, aparte de los objetivos elevados, tales como el arreglo pacífico definitivo, existe un sinnúmero de problemas esenciales cotidianos: abastecer a los palestinos de agua, gasolina y electricidad; tampoco se dio solución definitiva a los problemas de la seguridad. Por esta razón, Rusia, al igual que otros miembros del “cuarteto”, aboga por proseguir el diálogo entre los israelíes y los palestinos vía Abbas, esperando que HAMAS introduzca correctivos en su postura. Moscú se guía precisamente por estas razones, ante todo, en interés de los propios palestinos.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris