Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   La Cesión   -   Sección:  

Simplemente, el mejor de Europa

Antonio Álvarez
Antonio Álvarez
jueves, 18 de mayo de 2006, 21:26 h (CET)
Da gusto escribir en un día como este. Aunque no profese los colores del nuevo Campeón de Europa, bien es cierto que como amante de este deporte llega un momento en el que el escudo no impide que uno se alegre del triunfo del fútbol verdadero.

El partido de la Segunda Copa de Europa no fue el soñado. Como es costumbre, el Barça hizo de nuevo sufrir a sus aficionados. Comenzó el encuentro con un par de sustos del equipo londinense. Henry tuvo en sus botas en el minuto cinco el uno a cero. Todo indicaba a que no iba a ser tan fácil como parecía en un principio.

Wegner es un tipo listo, y decía saber como jugarle al Barcelona. Pero lo que no sabía el técnico del Arsenal era que se iba a quedar con diez. La jugada de la expulsión de Lehmann fue una demostración de la incompetencia del árbitro Terje Hauge. En mi pueblo siempre se decía que penalti o gol es siempre gol. Pero este noruego se saltó esta ley primitiva y la de la ventaja. Expulsó al alemán y se sacó la falta de la manga. En fin, por algo no irá al Mundial.

Aunque la expulsión parecía que ponía de cara el partido, ésta fue un justificante perfecto para un Arsenal que ansía jugar a la contra. El gol de Campbell ponía un poco más difícil el asunto. Y Almunia, que al filo del descanso sacó una extraordinaria mano para evitar el empate.

Pero este Barça no es de los que se rinde. Ni un árbitro, ni la lluvia, ni la agonía, ni la desesperación, ni la historia pueden con esta piña de jugadores. Lo ha demostrado muchas veces, y ayer lo volvió a demostrar.
Tiene un extraordinario técnico que va a marcar una época en el fútbol mundial. Rijkaard es un entrenador humilde, con las ideas claras, que cede todo protagonismo a los futbolistas y cordial con todo el mundo. Aunque tardó en sacar a Andrés.

Con Iniesta en el campo, el conjunto de Frank Rijkaard encarceló a los ingleses en su área. Iniesta se sacó un buen pase, Larsson la preparó y Eto´o la remató. Uno a uno. Todo cambiaba.

Si todos pensábamos que había tardado mucho en llegar el primer tanto, nadie pensó que el segundo tardaría tan poco en llegar. Casi fueron seguidos. Como aquella final que ganó el Manchester al Bayern en Barcelona. Larsson para Belleti y la Copa de Europa en Barcelona. Enhorabuena.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris