Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La buena noticia   Política   Elecciones   Semana Santa  

No pasa nada

Parecía que después de las elecciones se iba a unir el cielo con la tierra
Manuel Montes Cleries
lunes, 6 de mayo de 2019, 15:42 h (CET)

No ha llegado el fin de los días. Todo ha seguido como antes del 29 de Abril. Los augures –especialmente los agoreros- nos vaticinaban una debacle española, cualquiera que fuera el resultado. Finalmente seguimos casi igual. Lo cual es para mí una buena noticia.

Parece que los inquilinos de la piel de toro hemos adquirido una cierta madurez que nos permite asistir, primero a un cambio de gobierno en Andalucía -después de un montón de años- sin que nadie, salvo deshonrosas excepciones, se rasgue las vestiduras, y, en esta ocasión, a la caída en picado de los pasados vencedores de las elecciones al parlamento.

El pasado viernes asistí a la comida mensual que celebramos aquellos que compartimos juegos e ilusiones desde hace más de sesenta años. Me atreví a lanzarme a la calle después de mi enésima caída acontecida en mi domicilio el Jueves Santo, que me tiene fastidiado y con pocas posibilidades de movimiento. Éramos diez a la mesa. De distintas profesiones e ideologías. Me temía lo peor. Mientras degustábamos pescaditos variados y cuanto nos ponían por delante, tan solo hablamos de fútbol y de Semana Santa. Sorprendentemente no hablamos de política ni para llorar no para reír. Cierto que mantuvimos una animada discusión sobre “si caracoles o callos” o la elección entre “ribera o rioja”.

En el bar en el que comía –lleno todo hasta los topes- la gente reía, comía y se veía feliz. Por las calles del centro de Málaga, nativos y visitantes ocupaban todas las terrazas, bares y chiringuitos varios, mientras se ponían a modo de comer, beber y disfrutar.

Al final descubro, lo que es una buena noticia, que las dramáticas situaciones vaticinadas en los debates, los programas de la tele, los artículos de fondo y los gurús de los medios en general, duran lo que duran. Hasta que nos damos cuenta que las situaciones cambian muy poco, no hay más cera que la que arde y los políticos de cualquier signo, siguen defendiendo su puesto, su partido y a los votantes. En ese orden. Finalmente, el sentido común triunfa y… hasta la próxima. No pasa nada, la vida sigue igual.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El dilema de los conservadores británicos

Los candidatos conservadores han tenido ya dos debates. Uno en el domingo sin la participación del favorito (Boris Johnson) y otro el martes donde si participó él pero no Dominic Raab, quien fue desclasificado dos horas antes

Tezanos, curiosidad y algo más

Como sociólogo y Presidente del CIS, aprovechó el final para opinar (¿aleccionar, condicionar, amedrentar?) sobre la realidad del momento

La soledad amordazada II

“Las expectativas adversas que existen hoy sobre la vejez, casi siempre están basadas en la ignorancia o en premisas falsas” Luis Rojas Marcos

El fiasco de Valls y la ambición de Albert Rivera

“Un Estado donde queden impunes la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse en el abismo.” Sófocles

Dulcineas con ínsulas

Las Dulcineas hablan, son escuchadas, callan si han de callar, a veces lloran, a veces también hablan de más, pero ahí están
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris