Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Dulces comunicaciones

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
lunes, 15 de mayo de 2006, 02:31 h (CET)
Es un hecho insólito, inusual, no habitual, extraordinario, y de usurpación de cargo público con fines distintos para ello, que el secretario de Estado de Comunicación y a la sazón portavoz del Gobierno, se dedique a enviar SMS con noticias vinculadas a desprestigiar al portavoz del grupo parlamentario popular. Tirar la piedra y esconder la mano con la excusa de la disculpa, es método consuetudinario de la doble moral del relativismo interesado. El hábito dicen que hace al monje.

Moraleda como pequeño agricultor representativo, avanza como agrimensor del despropósito con su anterior traje. Poco hace que un viejo conocido dirigente extremeño le saludó en su nuevo cargo, preguntándole por la remolacha de sus reivindicaciones. Menos tiempo aún hace, para su reprochable utilización de las nuevas armas tecnológicas de intoxicación masiva. Dulce como la remolacha es ocupar la cúspide en los altos cargos de las máximas instituciones del Estado. Prólogo y epílogo de la sustitución de la comunicación gubernamental por la propaganda partidista. Simbiotizando el refrán: quien a remolacha mata, a pastelazos termina. Es posible que sea eso la democracia avanzada que preconizó en sus iniciales intervenciones.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris