Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Irán: Última oportunidad

Piotr Goncharov
Redacción
domingo, 14 de mayo de 2006, 08:47 h (CET)
Se prepara la última oportunidad para Irán de evitar sanciones y se le ofrece compensar la limitación de sus programas nucleares. Otra cosa es la actitud que Teherán asume respecto a esa propuesta. La estructura de las reuniones a nivel ministerial sobre el problema iraní - el “quinteto permanente del Consejo de Seguridad (Rusia, EE UU, RPCh, Gran Bretaña, Francia) más Alemania” (como participante de las conversaciones con Irán formando parte del “trío europeo”) - no pudo llegar a un acuerdo respecto a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Irán. En el Consejo de Seguridad ni siquiera fue puesto a votación el proyecto de esa resolución fijada para martes pasado. Rusia y China con capacidad de veto como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de nuevo lo han rechazado categóricamente, esta vez en las citadas consultas de los jefes de Exteriores de seis países en Nueva York.

A raíz de las consultas comenzaron a hablar de un nuevo paquete de propuestas a Irán. Si éste cumple las demandas de la comunidad mundial y retorna al “programa nuclear pacífico”, le serán concedidas varias ventajas y compensaciones de orden político y económico así como, posiblemente, ciertas garantías referentes a la seguridad.

Expertos del “quinteto” del Consejo de Seguridad y de Alemania siguen trabajando en el proyecto de resolución. El “quinteto” encomendó al “trío europeo”: Francia, Gran Bretaña y Alemania que sostiene conversaciones con Irán, preparar varias compensaciones para Irán. Según la secretaria de Estado de EE UU, Condoleezza Rice, las compensaciones ofrecidas tendrán por base las propuestas rusas y europeas. Los expertos del “trío europeo” prefieren aun mantener en secreto los detalles de las mismas.

Pero el presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, quien este miércoles llegó en visita oficial a Jacarta, ya declaró que el pueblo iraní “está “indignado” con motivo de esta “resolución errónea” de la comunidad internacional y que Teherán se opone “categóricamente” a la presión en el sentido de obligarlo a renunciar a nuevas tecnologías.

Tras haber calificado de “gran mentira” las preocupaciones con motivo del programa nuclear iraní, Ahmadinejad volvió a subrayar que el programa de Irán tiene carácter pacífico “por completo”. Dicho en otros términos, el líder iraní no se propone desatollar el proceso negociador. ¿Cuál podrá ser, en este caso, la reacción del CS de la ONU?

Según rumores de pasillo en la sede de la ONU, el “quinteto” de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, supuestamente llegó
al acuerdo de ofrecer a las autoridades de Irán varias medidas provechosas para Teherán o, en caso de su obstinación, implantar sanciones internacionales. El citado “trío europeo” deberá preparar el proyecto de sanciones.

Moscú comenta de manera prudente en extremo la situación creada. Al decir de Serguei Lavrov, jefe del departamento diplomático ruso, en el Consejo de Seguridad el trabajo en la resolución se lleva a cabo en base al informe del director general del O.I.E.A. orientado a enviar a Irán “señales sobre la necesidad de responder a las serias preocupaciones de la comunidad internacional”. Estas preocupaciones se deben ante todo a que Irán no reacciona a las reiteradas resoluciones del Consejo de Gobernadores del O.I.E.A. sobre la necesidad de suspender enriquecimiento de uranio y responder a las interrogantes relativas a la actividad anterior de Irán relacionada con su programa nuclear.

Al mismo tiempo, según Serguei Lavrov, prosiguen los debates acerca de “cómo ha de ser redactada esta resolución”.

Naturalmente, Rusia y China tienen sus argumentos a favor de la vía diplomática negociadora de solución del problema iraní, basados ante todo en que “existen aún” posibilidades de aplicarla. Pero Teherán ha de comprender también que “existen aún” no significa “siempre” y esto ni siquiera asegura una perspectiva más o menos duradera.

____________________

Piotr Goncharov, para RIA Nóvosti.
Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris