Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Cinco de la mañana en España

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
viernes, 12 de mayo de 2006, 22:50 h (CET)
“Toc, toc”… “¿quién es?”... “ZP”… “¡Jo! ¿He vociferado?”

Cuando los españoles pensábamos que vivíamos en un Estado de Derecho, y ,como en la famosa frase de Churchill, que si alguien llama a las 5 de la mañana a nuestra puerta podemos estar tranquilos porque es el lechero… nos encontramos con las primeras detenciones políticas de la breve historia de nuestra democracia.

Un fontanero jubilado y un ama de casa fueron identificados por los medios de comunicación afines al Gobierno y posteriormente detenidos por la policía, acusados de “atentado y amenazas”. Y todo por una agresión que jamás existió. Según el Fiscal General del PSOE eran sospechosos por aparecer en los fotogramas en “actitud vociferante”. ¿Recuerdan? El que no lo debe de recordar es López Garrido, que se ha puesto a vociferar barbaridades en nombre del grupo parlamentario que sostiene al Gobierno. ¡¡¡Cándido!!!

A estos dos vecinos de Las Rozas (Madrid), cuyo delito era estar en posesión del carné de afiliado del Partido Popular – por mucho que ahora los voceros nos cuenten que nada tenía que ver su adscripción política (ocultando que sólo se procedió a interrogar e identificar a estas dos personas, cuando en las imágenes aparecen decenas de ellas) -, se los invitó a acudir a Comisaría. Allí les fueron leídos, antes incluso de deponer, la declaración de derechos al detenido. Posteriormente firmaron su puesta en libertad. Ahora, dos años después, tres policías han sido condenados por los delitos de detención ilegal, falsificación de documentos y coacciones. Porque los atestados, en un claro intento de justificar el secuestro, fueron modificados. Y, además, hubo coacciones. Los policías que se negaron a transgredir la legalidad vigente fueron cesados. Y encima vilipendiados por los ahora condenados durante la vista oral del juicio. En este punto la sentencia es clarísima: “Las consideraciones que el comisario acusado ha hecho del inspector 16.444, en orden a su “apatía, desgana, falta de colaboración” (folio 295 y acto de juicio), así como que “no da el perfil para ser jefe de grupo” y “era un mal ejemplo para la Brigada” (folios 236, 308 y acto de juicio), plantea a esta Sala algunos interrogantes: ¿Falta de colaboración es negarse a practicar detenciones ilegales? ¿Qué perfil hay que tener para ser jefe del grupo de la Brigada Provincial de Información? ¿Da mal ejemplo quien se niega a hacer detenciones ilegales?”

Pues así debe ser. Porque a día de hoy el policía cesado no ha sido restituido en su puesto y, además y para mayor escarnio y déficit democrático, los policías condenados permanecen en sus puestos. Puesto, en algún caso, de libre designación. O sea, político. Así las gasta el PSOE. Para el delincuente, todo. Para el que cumple la ley, nada.

Ahora que hay sentencia, cabe recordar que, mientras los afiliados del PP permanecían detenidos en Comisaría, fueron numerosas las declaraciones de dirigentes de la izquierda a los medios de comunicación. Declaraciones que iban todas en un mismo sentido: deslegitimación de las víctimas de ETA (que convocan una manifestación que acaba en “atentado y amenazas” a un Ministro) y criminalización del Partido Popular. Y hay que recordar también que todo comenzaba con un editorial del diario “El País”, publicado el día 24 de enero de 2005 titulado “Agresión (sic) intolerable” junto a una fotografía del diario “ABC”. Y con esta noticia publicada el mismo día y en el mismo diario: “Bono fue insultado, vapuleado y golpeado con una bandera de España”. Luego llegó la SER y dio la exclusiva de identificación de Antonia de la Cruz e Isidoro Barrios. A partir de ahí, la historia es bien conocida.

El PP ha pedido por boca de su líder, Mariano Rajoy, la apertura de una Comisión de investigación, además de la dimisión del entonces Ministro del Interior. ¿Hubo órdenes políticas? Según el PSOE la sentencia lo descarta y, además, ya ha dimitido el ábaco Méndez. Pero esta afirmación es falsa. En la sentencia se puede leer textualmente que “este Tribunal no tiene elementos para entender que la conducta de los acusados en orden a las detenciones analizadas fuesen sugeridas por instancias superiores a ellos, pero si tiene la leve sospecha que las previsiones o vaticinios de que “pronto habría identificaciones y detenciones”, que hizo el excelentísimos señor Delegado del Gobierno en Madrid, tan solo horas antes de aquellas, si bien del día anterior, pudieron haber influido en el proceder de ambos acusados, quienes se olvidaron que son Policía Judicial, sirvieron a fines o criterios que son contrarios a la justicia que propugna un Estado de Derecho e hicieron ciertas las afirmaciones del señor Delegado del Gobierno en Madrid, “practicando identificaciones y detenciones”. Es decir, que no tiene pruebas, pero sí la “leve sospecha” de que hubo instrucciones políticas.

Y me imagino que la gran mayoría de ciudadanos también tienen claro que es increíble que los tres policías actuasen por su cuenta y riesgo. Alguien tiene que responder por esto. Y ese alguien tiene nombre: José Antonio Alonso, entonces Ministro del Interior. Se ponga el PSOE como se ponga. Zapatero… ¡Queremos saber!

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris