Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Lupa Deportiva   -   Sección:  

La casa de los líos

Adrián Candal
Adrián Candal
sábado, 13 de mayo de 2006, 01:57 h (CET)
Cuando el pasado invierno, Fabricio Coloccini llegó a A Coruña, nada le hacíua pensar lo que se encontraría. El argentino tenía en la cabeza un club grande, donde todo funcionaba a la perfección, y donde la comunicación interna estaba perfectamente engrasada. Lo cierto es que se llevó una pequeña decepción al llegar. El Deportivo no era lo que esperaba. Era el Dépor decadente. El de un Irureta que se quedó sin poder moral. El de un Tristán que ya no se movía por ir a por un balón. El que soportaba airadas críticas de Pandiani desde las Islas Británicas. Era un Dépor que ya no funcionaba.

Lo mismo le ocurrió a Joaquín Caparrós. A pesar de que su optimismo lo alumbró en su camino, a lo largo de casi toda la temporada, tras el partido del pasado domingo frente al Athletic de Bilbao, Caparrós estalló en la Cadena Ser. ¿Estás con ilusión de cara a la próxima temporada?, preguntó un conocido presentador deportivo. ¡La verdad es que no! , contestó el de Utrera.

Fue el estallido a una serie de decepciones que Caparrós ya había manifestado hace casi 1 mes y medio. Y es que Lendoiro no estaba cumpliendo su parte. Lo que habían acordado presidente y entrenador en nada se parecía a la realidad. Los fichajes confirmados para el año que viene no eran del agrado de Caparrós. Y en un momento triste, con una dolorosa derrota, el entrenador fue sincero con los medios.

Eso fastidió en demasía a Lendoiro, que ya el llamó la atención. Además, se aireó que Patxi Izco había tentado al ex entrenador del Sevilla para que sustituyese a Javier Aguirre. Eso ya colmó la paciencia del dirigente de Corcubión, que tuvo que recriminar públicamente a su entrenador y a Izco. Y cuando eso pasa, es que las aguas ya no andas demasiado bien.

Ahora Caparrós no se sabe si seguirá, si cumplirá su contrato. El Deportivo ya está sondeando a otros hombres como Víctor Muñoz, Shcuster o Valverde. Mala señal, si buscan en otras aguas.

Este Dépor ya no es lo que era. Ya no el cae simpático a nadie, y quien entra suele querer salir. No se sabe donde acabará este proyecto, pero todos echamos de menos al Deportivo de los éxitos, y nadie se siente orgulloso de esta casa de los líos.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris