Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Momento de reflexión  

La maldad existe

Octavi Pereña
Octavi Pereña
miércoles, 10 de mayo de 2006, 21:40 h (CET)
Hace poner los pelos de gallina leer el relato que Laura Julià hace del sufrimiento que pasó al lado de su pareja. Dejemos a un lado el dolor soportado y fijémonos cómo empezó la aflicción. Laura dice al principio de su historia. "Tenía 21 años cuando le conocí. Era atractivo, simpático, muy carismático. Me explicó que hacía tres meses que se había casado. Esto me extrañó. Le seguí el juego respetando los límites. Ambos cambiamos de trabajo. Y se cortó la comunicación. Al cabo de un año y medio, en el trabajo me pasaron una llamada. Era él… Y se presentó muy elegante, con un ramo de flores. Me dijo que se había separado. Me fue envolviendo en una red de seducción. En cuestión de seis meses me propuso vivir juntos…

El futuro torturador de Laura ejerció en ella un impacto visual positivo: "Atractivo, simpático, carismático". Lo de siempre. El aspecto externo prevalece sobre la condición interna. Normalmente es lo que despierta interés en el ser humano. Nos dejamos llevar por el impacto visual.: elegante, atento, simpático…Esta apariencia engaña porque no transluce la auténtica personalidad de la persona que seduce por su apariencia física. El ser humano es un animal que tropieza dos veces con la misma piedra. ¡Qué digo! Setenta veces siete, expresión hebrea que significa persistencia indefinida. En este sentido no aprende de sus errores. Lo cotidiano ha conseguido que dejemos de asombrarnos. La noticia de un nuevo acto de violencia contra la mujer no nos perturba. La televisión, forjadora de opinión tiene su parcela de responsabilidad en la creación de un clima favorable al maltrato de la mujer. Eva María Rey estaba adormilada en el sofá. Según cuenta en su carta dirigida al director de El País se le abrieron "los ojos como platos" al oír que uno de los protagonistas de "Pasión de gavilanes", la popular serie de televisión que emite Antena 3 hacia las cuatro de la tarde, decía: "¿Te extrañaría que lo hubiera hecho?" Según comenta Eva María, "se refería a haber violado a una de las chicas, y cuál es mi sorpresa cuando le responde": "No, hay mujeres que se lo merecen y han nacido para ser maltratadas".

Debe ser posible invertir la curva ascendente del gráfico que visualiza el número de delitos contra la integridad femenina. En este esfuerzo debe participar de una manera activa la propia mujer. Para empezar una acción defensiva debe dejar de mirar exclusivamente la apariencia externa masculina porque engaña al presentar una imagen distorsionada de la personalidad. Una ilustración de esta realidad nos la ofrece la viñeta de Nani publicada en METRO del 14-02-06 en la que aparecen dos mujeres hablando sentadas ante unos refrescos. La una dice: "Fue amor a primera vista". La otra responde. "¡Qué bonito! La primera sigue diciendo: "Sí, pero debí mirar mejor". Tiene que aprender a mirar qué es lo que se esconde debajo de la epidermis, es decir, en el alma. Para que este cambio de perspectiva sea posible es necesario que en el alma femenina se produzca un cambio que altera por completo su concepción del mundo.

La periodista que entrevistó a Laura Julià refiriéndose a los hombres que son como su pareja, le pregunta: "¿Son enfermos?" La agredida responde con vehemencia: "Son malos. La maldad existe y yo he convivido con ella". El Dr. Luís Rojas Marcos, eminente siquiatra, utiliza la expresión "una fuerza maligna", refiriéndose a los malos tratos infligidos a niños. La maldad no es un concepto metafísico sobre el cual uno se pueda despachar a gusto en tertulias radiofónicas, televisivas o en asambleas de eruditos. La maldad es una realidad tangible que se puede palpar en el vivir cotidiano. La maldad no es una fuerza impersonal con la que no se pueda luchar y se deba aceptar pasivamente su acción destructora. La maldad es un poder personal que la Biblia la identifica con Satanás, padre de mentira.

Sí volvemos al comienzo del relato de Laura, ésta nos presenta a su futuro torturador como una persona elegantemente vestida que le ofreció un ramo de flores. Detrás de esta apariencia educada y respetable se escondía un individuo hipócrita que pretendía seducir con sus atenciones a una joven inexperta de 21 años. Satanás se agazapaba detrás de la buena presencia de quien pretendía conquistar el corazón de Laura. Satanás el mentiroso y embustero no se presenta tal cual es. De ser así se le rechazaría enseguida. La Biblia nos lo describe como revistiéndose de "ángel de luz", con el único propósito de engañar y hacer el mal. ¿Se pueden descubrir las falacias de tan maligno personaje? Las Escrituras cristianas dicen que creyendo en Cristo las personas reciben el regalo de "discernimiento de espíritus", con lo cual, se pueden desenmascarar las supercherías de tan siniestro personaje. Aquí se encuentra el secreto que hace posible que la mujer pueda descubrir las intenciones del hombre que se le acerca con zalamerías para "conquistar" su amor. El discernimiento espiritual recibido le permite descubrir las intenciones ocultas auténticas y, por lo tanto, rechazar las proposiciones que darían paso a un infierno aquí en la tierra.

Noticias relacionadas

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad

¿Por qué odiamos?

El odio es una enfermedad del alma que convierte en alimañas a los hombres

Nart o su legitimidad como eurodiputado

La semana pasada se ha sabido que el conocido periodista y abogado, y ahora político, Javier Nart se ha dado de baja de C´s; pero no se ha apeado de su dignidad de eurodiputado

11-S, no estaban todos

Al PP, herederos del centralismo franquista, no les gustaba nada que Catalunya se definiera como “nación”, entre otras cosas, y Mariano Rajoy, al frente de sus mesnadas recorrió España recolectando firmas contra Catalunya y su nuevo Estatut

Siempre hay salida

“Hay que exigir políticas gubernamentales sensatas”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris