Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   Pedro Sánchez   PP   PSOE   Podemos  

Podemos (2015) si, VOX (2019) no, ¿la JEC también discrimina?

En ocasiones, la fe en nuestras instituciones se tambalea al comprobar que, también en ellas, se producen decisiones que, a cualquier ciudadano, le hacen chirriar sus convicciones democráticas
Miguel Massanet
jueves, 18 de abril de 2019, 10:20 h (CET)

Cuando de un debate preelectoral se excluye la participación de un partido político, VOX, que acaba de tener un resultado significativo en las elecciones andaluzas y que, según todas las encuestas, está en condiciones de sacar un resultado importante en los comicios del 28 de Abril, es porque, aparte de consideraciones muy subjetivas de la JEC, pueden existir importante prejuicios en base a los cuales y no al sentido común o a consideraciones éticas, se pretende arrinconar a una formación a la que se califica como “no significativa”, porque en las anteriores elecciones del 2015 no sacó el 5% de los votos, condición imprescindible, según los señores de la JEC, para tener derecho a participar en los debates electorales ( mejor decir: debate electoral, ya que al señor Pedro Sánchez del PSOE, parece que no le interesa debatir con sus adversarios políticos por no considerarse en condiciones de rebatir las preguntas que se le puedan hacer respecto a sus planes de futuro, si consiguiera hacerse con el gobierno de España)

Resulta curioso que, según hemos podido comprobar en la hemeroteca, en la elecciones del 2015 se permitió a Podemos y al partido Ciudadanos a participar en los debates por haber conseguido representación en las elecciones Europeas con un número de votos superior al 5%, ; sin embargo los señores de la Junta no parecen entender que los resultados más recientes y no en unas de ámbito europeo en las que, evidentemente, juegan factores distintos, objetivos extra nacionales y políticas marcadas por los intereses de las izquierdas relativos a hacerse fuertes en Europa lo que, evidentemente, no tiene nada que ver con lo que, en estos momentos, se está dilucidando en nuestro país que, se trata de quién va a tener posibilidades de gobernar en la nación española. Por ello, el que la JEC no haya querido tomar en cuenta un dato tan significativo como ha sido el extraordinario resultado que consiguió VOX en la autonómicas andaluzas, casi un 11% de los votos; parece, al menos, que han tenido que hilar muy fino para aplicar a este caso concreto una vara de medir claramente lastrada hacia la izquierda de la balanza de la Justicia aunque, posiblemente, no se haya saltado la ley pero, ya se sabe: “Summum ius, summa iniuria”

Y es que resulta muy curioso como, por ejemplo, se le ha permitido al señor Junqueras que pueda celebrar ruedas de prensa desde dentro de la cárcel, es decir que un señor sobre el que pesan graves acusaciones por delitos que le pueden comportar penas superiores a 15 años, se le considere con posibilidades de exponer sus ideas, seguramente contrarias al vigente ordenamiento jurídico y a la Constitución; lo que han venido demostrando que, desde los puestos políticos que estuvieron ocupando en la Generalitat y otros cargos de la autonomía catalana y, a consecuencia de una serie de actuaciones en las que presuntamente participaron, contrarias a la Ley, en la actualidad están sujetos a un juicio ante el TS, en el que son juzgados por diversos delitos de los que, en caso de ser condenados, podrían tener que purgar sus responsabilidades con largos periodos de privación de libertad. ¿Es esto razonable?

Ahora, a tiro pasado, el señor Pedro Sánchez, que siempre ha sido remiso a participar en debates ( se ha negado a celebrar un cara a cara con el líder del PP, señor Casado) y desdeñó participar en un debate que le propuso la TV1 pública, ahora, no obstante, parece que aprovecha la ocasión que le brinda la anulación del debate previsto en Antena 3 por la JEC, a causa de la exclusión de VOX, para desdecirse de su anterior negativa, aceptando la propuesta de debate que le ha hecho la TV1, con la participación de los cuatro partidos que fueron elegidos; dándose la circunstancia de que Antena 3, la cadena elegida al principio, les ha propuesto también un debate a cuatro. Sánchez, al no tener la ocasión de poder enfrentar a Casado del PP con el señor Abascal de Vox, que era, en principio, lo que le hubiera interesado para poder hablar de las “tres derechas”, ha preferido volver a una TV en la que se encuentra más cómodo, más arropado y en la que sabe que le van a poner unos moderadores de su gusto, algo muy apreciable cuando se trata de un debate en el que, evidentemente, se va a sentir incómodo. No olvidemos que quien manda y administra, con maneras dictatoriales, es la señora Rosa María Mateo, una socialista resabiada y con evidentes intenciones de imponer, en el medio, su impronta de servidora de Sánchez y sectaria incondicional del PSOE. Por cierto ¿para cuándo el concurso que debe celebrarse para proveer de un director democrático al medio público? O es que, como sucede en tantos aspectos, vaya a ser que, al PSOE, no le interesa abordar este tema y, su solución, va a quedar ad calendas graecas.

Unos señores que entraron en el gobierno, legítimamente, por la puerta falsa de la democracia, una moción de censura para la que necesitaron la colaboración de toda la extrema izquierda y los separatistas catalanes, de los que todavía dependen, como se ha podido comprobar últimamente. Un líder, P.Sánchez, que no ha querido negar, en ninguna de las ocasiones en las que se le ha preguntado sobre el tema, su intención de amnistiar, indultar o utilizar cualquier otra artimaña jurídica para, si gana las elecciones, pagar la deuda que tiene contraída con los separatistas catalanes y los convenios secretos que tiene con ellos, poniendo en libertad a todos aquellos que, de una forma u otra, han pretendido romper la unidad de España e iniciando un proceso ( Iceta ya lo anticipó) a través del cual se les va a permitir a los catalanes ir adoctrinando al pueblo para que, si consiguen una mayoría, se vuelva a estudiar la situación de Cataluña, de modo que, en unos años, esta parte de España pudiera optar a lo que ahora se les niega: su independencia.


Y es que, señores, las ministras Pinocho que cada viernes nos suelen “honrar” con su presencia en las ruedas de prensa, presididas por la inefable Celaá, no abren la boca más que para mentir, hablando de que, todos los decretos-ley que van promulgando, no pueden ser retrasados y que se trata de temas de suma urgencia. Será para ellos, para utilizarlos como cebo para conseguir votos, sin importarles lo más mínimo lo que, desde las estancias oficiales ya se está denunciando. Por ejemplo el Instituto Nacional de Estadísticas ya ha advertido de una situación de inestabilidad fiscal muy preocupante. Y es que España, en el 2018, registró un déficit público del 2’6% del PIB, lo que supone un desfase, entre ingresos y gastos, de 31.805 millones de euros.

También se habla de que la contracción económica amenaza situaciones difíciles para la economía durante es 2019, lo que aconsejaría que, a diferencia de lo que ocurrió durante la legislatura de Rodríguez Zapatero, en el 2008, se tomaran las medidas precisas para que cualquier cambio que se pudiera producir, aunque no fuera tan negativo como fue entonces, no nos cogiese a los españoles desprevenidos y metidos en operaciones sociales mastodónticas que, en un momento determinado, pudieran ser la causa de un desplome de nuestra deuda pública por falta de confianza de los inversores y en una recesión que, como sucedió en el 2011, nos ponga en el peligro de tener que aplicar medidas extremas, como aquellas que tuvimos que soportar durante los años de la crisis española.

No somos votantes de VOX, ni intentamos otra cosa que denunciar situaciones que hace que el pueblo llano al que pertenecemos, tenga una concepción de quienes nos están gobernando manifiestamente mejorable. Son demasiadas las tonterías de las feministas que cada día se tiene que oír. Son absurdamente carentes de toda lógica las peroratas de la señora Inés Montero de Podemos excluyendo de su discurso a los varones para atraer a las hembras, pensando que todas las españolas son partidarias de su feminismo sin lógica alguna. Resulta absurdo ver al señor Sánchez, un recién llegado al gobierno, atribuyéndose todos los méritos de lo que hicieron en el aspecto económico los del PP, con anterioridad a su llegada al poder. Nos causaría hilaridad, si no se tratase del futuro de España lo que está en juego, escuchar las filípicas del señor Iglesias, incapaces de convencer a un niño de cuatro años, con sus intentos de barrer a todos los descontentos hacia sus filas en las que, apenas hace unos pocos días, ninguno de ellos se entendía con los demás y las desafecciones no ha dejado de producirse dentro de las filas de sus franquicias en otras provincias. ¿Cómo el dueño del chale millonario de Galapagar, puede tener autoridad moral alguna para pedir que se luche contra el capitalismo, si él y su esposa, la señora Montero, demuestran con su forma de vida y sus lujos burgueses cuando, por otra parte, predican aquello en lo que no creen, hablando de la lucha de los trabajadores contra los empresarios, los bancos y los ricos, dando un ejemplo de hipocresía difícilmente aceptable para quienes intentan que los voten?

Resulta un error de bulto negar lo evidente y, aún que muchos pensamos que, la falta de unidad de la derecha, no favorece a ninguno de los tres partidos, especialmente en las zonas rurales, tampoco podemos entender que, a una formación legalmente constituida, que ha demostrado que cumple las leyes, que tiene las ideas claras aunque no gusten a muchos y que, por encima de todo ha demostrado, en Andalucía, que están en condiciones de sacar un buen resultado en los comicios, pese a los obstáculos que deben vencer, se le estén poniendo palos en las ruedas simplemente porque es de derechas, si fuera el caso contrario, como sucedió con Podemos, seguramente se le darían todas las facilidades para que pudiera acudir al debate. No somos capaces de entender cómo se pueda llegar a tal grado de estupidez y cerrazón política, y perdonen que señale.


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, pensamos que, dado el carácter que tenemos los españoles, lo poco que nos gusta que se intente obligarnos a que nos sometamos a las imposiciones del Estado, la fobia que tenemos a que nos frían a impuestos y la desconfianza que sentimos ante las promesas electorales; es muy posible que, de las nuevas elecciones del 28 de abril, con tal diversidad de partidos, con tantas descalificaciones y con tantas triquiñuelas para arrastrar el voto de los indecisos, de nuevo, la España que salga de las urnas vuelva a ser ingobernable. Eso es lo que nos tememos.     

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Pedro Sánchez contra Pedro Sánchez

¿Cómo va a reaccionar el electorado?, ¿Se va a dejar arrastrar (engañado o no) por algo posterior? ¿Se beneficiarán Casado, Iglesias, Rivera, o Abascal? ¿Lo visto fomentará la abstención?

Hemos de crear confianza

“La seguridad en uno mismo, concertada con la de los demás, es el primer paso resolutivo hacia los intereses comunes”

Pedro Sánchez, el “cuitado”, víctima del desamor de la oposición

“La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos.” Louis Dumur, periodista

Otra vez a las urnas

No hay duda de que Sánchez quiere más mayoría. Ha demostrado una incapacidad absoluta como jefe del Ejecutivo en funciones, pero no solo para formar Gobierno…

Os odio a todos

Una rueda de prensa que aclara que estamos dentro de una celda acolchada
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris