Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Fútbol / Primera división - Jornada 37   -   Sección:   Fútbol

El Madrid rescata un punto ante un acertado Villarreal (3-3)

El Bernabéu se llenó para despedir a Zidane
Redacción
domingo, 7 de mayo de 2006, 19:12 h (CET)
Real Madrid y Villarreal empataron a tres tantos en el encuentro que sirvió para que Zinedine Zidane se despidiera de su último público como jugador en activo. El Santiago Bernabéu registró un lleno absoluto para acompañar al francés en su despedida y para respaldar a su equipo en la búsqueda de la segunda plaza. Dos tantos de Baptista, en dos ocasiones; Forlán, en otras tantas; Mejía, en propia puerta; y el propio Zidane fueron los autores de los goles en un partido en el que los dos porteros tuvieron más trabajo del habitual.

Diego Blázques Soto / Enviado especiala el Santiago Bernabéu
Un lleno absoluto, pero un ambiente de melancolía y agradecimiento rodeaba los momentos previos al encuentro del adiós del francés. Hasta el día se unía a estos calificativos con un cielo gris plomizo de tristeza. Sin embargo, todo estaba preparado en el feudo madridista para despedir como se merece al “héroe de Glasgow”. Las pancartas de los anfiteatros, el mosaico que vistió a Chamartín más blanco que nunca, el retorno momentáneo de Florentino Pérez al palco, y el video resumen de la carrera del galo en el Madrid, así como la camiseta que lucían los merengues con el lema bajo el escudo de “Zidane 2001-2006”, fueron las imágenes previas a un partido en el que no sólo se vivía la despedida, sino que también se jugaba la segunda plaza del campeonato, después del empate del Valencia frente al Atlético de Madrid.

Los de López Caro empiezan con ritmo el encuentro con el propio Zidane como director de orquesta, muy metido en el partido, como con ganas de agradar en su adiós. Fruto de ese buen arranque van a llegar varias ocasiones para que los merengues inauguren el marcador. Primero es Raúl, que más listo que nadie, roba un balón a Quique Álvarez en la línea de tres cuartos del campo visitante y se encamina hacia la meta de Barbosa al que no es capaz de batir en el mano a mano. Beckham va a servir dos centros envenenados que se van a hacer todavía más peligrosos cuando, primero Peña y luego Quique Álvarez, lo despejen al palo y a corner respectivamente. Entre madias, Zidane va a ejecutar un libre directo que el joven portero argentino del Villarreal va a rechazar para que Robinho lo remate por encima del larguero.

La buena presión de los locales ahogando la salida del juego visitante, y el buen movimiento de balón eran las causas de que la portería de los castellonenses no encontrará un momento de respiro. Con este panorama, se podía adivinar que el gol del Madrid estaba al caer. En el minuto veintitrés, Zidane saca de banda desde la izquierda, muy pegado al corner, hacia Robinho, el brasileño corre hacia dentro y pone un buen servicio al punto de penalti donde Raúl cede de cabeza para la llegada de Baptista, el ocho brasileño fusila desde dentro del área y pone el uno a cero. El homenaje a Zizou empezaba a ser redondo, y el juego madridista fluía con acierto cuando el balón pasaba por los pies del francés, como sucediera poco tiempo atrás. Ahora es Baptista quien, de tacón, cede para que Zinedine meta un buen balón en profundidad para Raúl, que de nuevo no anota en el uno contra uno frente a Barbosa. La fiesta era tal en los merengues, que hasta Sergio Ramos se atreve a probar suerte con un tiro desde la frontal del área visitante que se marcha muy cerca del palo derecho.

Hasta el momento, el Villarreal estaba casi inédito. Tan sólo unos tímidos acercamientos se podían contar en su haber, que ni mucho menos habían inquietado la portería de Casillas. Sin embargo, en uno de esos corners que tan bien sabe sacar Riquelme al primer palo, va a ser rechazado por Míchel Salgado hacia el centro para que el balón rebote en Mejía y se cuele en la portería local, haciendo la igualada para el conjunto castellonense. El gol va a suponer un punto de inflexión en el partido. El Villarreal empieza a gozar de posesiones más largas de balón en detrimento del Madrid, que paulatinamente va desapareciendo del partido.

El Villarreal se adelanta en dos ocasiones
A los cinco minutos, Guille Franco tiene un mano a mano con Casillas que termina por ceder hacia fuera del área sin ningún acierto, pero para volver a poner el susto en la grada del abarrotado Bernabéu. Sin embargo, en la siguiente oportunidad no va a perdonar Forlán. Un balón en largo de Peña le cae al delantero uruguayo, que habilitado por la defensa merengue, se interna por el costado derecho para sacar un excelente disparo cruzado desde la frontal del área ante el que poco puede hacer Casillas. Uno a dos, y los nervios vuelven al coliseo blanco en forma de pitos. Unos silbidos que van a ir a más en sendas ocasiones de los visitantes. Guille Franco mete un buen balón en profundidad para Forlán, que repite la acción del gol, pero disparando al palo, en esta ocasión. Poco después es el propio Guille Franco quien recoge un rechace de Casillas dentro del área, se la deja a José Mari quien dispara raso, pero su disparo es salvado bajo palos, evitando así el tercero de los visitantes y acabando la primera mitad.

Tras el descanso, el Madrid sale concienciado de remontar el encuentro, pues necesita los puntos para asegurar la segunda plaza, tras el empate del Valencia. Primero es Beckham quien lanza una falta que acaba con el balón meciéndose en la parte superior de la red. A continuación, el inglés sirve un buen balón para que Robinho se la acomode con el pecho y termine disparando al palo izquierdo. Poco después, es el propio Robinho quien, en una buena jugada personal en la línea de fondo, cede atrás para que Guti remate alto. Después de estas tres ocasiones, a la cuarta va a llegar el empate. Beckham sirve un buen balón al segundo palo donde aparece Zidane para cruzar de cabeza al fondo de la portería de Barbosa. El francés lograba su tanto en el día de su homenaje.

Los de López Caro son conscientes de que lo que de verdad les asegura el segundo puesto son los tres puntos, por eso se vuelven a volcar sobre la meta rival. Baptista saca un buen centro desde la línea de fondo para que Mejía remate de cabeza y el meta amarillo se emplee a fondo y despeje a corner. Seguidamente, es Beckham quien pone el enésimo centro medido desde su banda derecha para que Robinho remate de cabeza muy desviado. Pero los locales no encuentran el premio del gol, algo que va a animar a los visitantes para buscar sus oportunidades cuando el partido comienza a entrar en la recta final. Riquelme va a avisar con una falta que pasa rozando el larguero. Y poco después, una contra que pilla a la zaga merengue un poco descolocada, va a acabar en penalti después de que Javi Venta recorte a Mejía dentro del área y que su disparo termine estrellándose en la mano de Sergio Ramos, que protesta al entender que tiene el brazo pegado al pecho. Teixeira Vitienes expulsa al sevillano, mientras que Forlán, y no Riquelme, transforma la pena máxima poniendo de nuevo por delante al Villarreal.

“¡Gracias Zidane!”
El mazazo parecía que iba a ser definitivo, sobre todo porque sólo restaban cuatro minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentario. Sin embargo, todavía le quedaba una ocasión a cada equipo que iban a resolverse con diferente suerte. Primero es Beckham quien saca una falta desde casi el medio del campo al corazón del área castellonense. Baptista se anticipa a la línea defensiva y remata de cabeza al fondo de la portería para volver a igualar el encuentro. El Bernabéu vuelve a recobrar la alegría y a respirar. Pero un minuto después, Riquelme vuelve a poner el susto en el cuerpo con un trallazo desde fuera del área que termina repeliendo el palo izquierdo de la portería de Casillas. El Villarreal tuvo la última de un encuentro plagado de ocasiones y acercamientos al área, y que supuso la despedida de Zidane del que ha sido su público las últimas cinco temporadas. El propio Zizou fue sustituido con un Bernabéu un puesto en pie y aplaudiendo, algo que se repetiría al término del encuentro, con un mensaje en el marcador de Chamartín que decía: “¡Gracias Zidane!”.

FICHA TÉCNICA:
3- Real Madrid:
Casillas (2); Míchel Salgado (1) [Cicinho 61’ (1)], Sergio Ramos (1), Mejía (2), Roberto Carlos (1); Pablo García (1) [Guti 61’ (1)], Beckham (2), Baptista (3), Zidane (3) [Diogo 90’ (0)], Robinho (2); Raúl (0).
3- Villarreal:
Barbosa (2); Javi Venta (2), Peña (1), Quique Álvarez (1), Arruabarrena (1); Marcos Senna (1), Tacchinardi (1), Riquelme (2), José Mari (1) [Guayre 72’ (1)]; Guille Franco (1) [Sorín 45’ (1)], Forlán (3) [Josico 88’ (0)].
Goles:
Baptista, min. 23 (1-0); Mejía (en propia puerta), min. 31 (1-1); Forlán, min. 39 (1-2); Zidane, min. 67 (2-2); Forlán, min. 86 (2-3); Baptista, min. 88 (3-3).
Árbitro:
Teixeira Vitienes (Colegio cántabro) (1 sobre 3). Amonestó a los locales: Robinho, min. 27; Pablo García, min. 35; Guti, min. 69; Casillas, min. 78. Y a los visitantes: Peña, min. 33; Guille Franco, min. 44; Barbosa, min. 71; Arruabarrena, min. 82. Y expulsó a Sergio Ramos, min. 85.
Incidencias:
Encuentro correspondiente a la trigésimo séptima jornada de Liga en Primera División disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 80.000 espectadores (lleno).


DATOS DESTACABLES:

El bueno:
Zinedine Zidane. El francés se despidió de la que ha sido su última casa con una buena actuación, encauzando el juego de su equipo y anotando un tanto. El público le ovacionó en varias ocasiones en las que se puso en pie reconociendo la grandísima carrera de uno de los genios del fútbol.
El feo:
El día. Siempre que llega el día en el que una estrella del fútbol como Zidane se retira es feo, porque es mejor que no llegue nunca. Como decía una de las pancartas del Bernabéu, “Árbitro no pite el final que se nos retira Zidane”.
El malo:
Teixeira Vitienes. El colegiado cántabro no estuvo a la altura de un encuentro que tuvo más de veinte ocasiones y seis goles. Pitó un penalti por mano de Sergio Ramos dentro del área, pero la expulsión fue demasiado ante una acción en la que se podría interpretar la voluntariedad, pero también lo que evita la mano del central madridista.
El dato:
Robinho y Pablo García vieron la quinta amarilla y no podrán estar en el último encuentro de Liga en el que su equipo se enfrenta al Sevilla en el Sánchez Pizjuán.

SALA DE PRENSA:
López Caro: "Zidane se merecía que hubiéramos ganado este partido"
El entrenador del Real Madrid, Juan Ramón López Caro, lamentó en rueda de prensa tras el empate a tres de su equipo contra el Villarreal no "haber ganado el partido porque Zidane se lo merecía", en el día en el que el francés jugaba su último partido con la camiseta del Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu, donde ha jugado las últimas cinco temporadas.

"Lo he vivido con mucha expectación. Queríamos que hiciese un gran partido y lo ha hecho, y la afición ha estado con él y lo ha disfrutado. Nos gustaría haber ganado el partido porque Zidane se lo merecía. Se ha visto un gran partido, con muchas ocasiones, gran fútbol. El Villarreal ha jugado bien a la contra. En la segunda parte hemos hecho un gran desgaste, aunque ellos en algunos robos de balón nos han creado incertidumbres", afirmó el lebrijano tras el encuentro.

López Caro tuvo palabras de elogio para Barbosa, portero rival, que según el 'mister blanco', estuvo "tremendo". "El equipo ha hecho todo lo que tendía que hacer. Hemos hecho 26 ó 27 tiros al marco rival. Además, el adversario es de los grandes de Europa y tiene futbolistas de enorme calidad. En porcentaje han tenido más acierto que nosotros", declaró cuando le preguntaron por las claves del partido.

En cuanto a la labor del árbitro y sus decisiones en la alineación no quiso hacer valoraciones porque el sevillano aseguró que tiene sus "competencias claras" y ninguna de ellas guarda relación con la labor de los colegiados.

"Son decisiones que tiene que tomar un entrenador. Los demás están trabajando fenomenal, como Guti, pero sólo pueden jugar once. Ahora sólo estoy centrado en el partido del Sevilla y en conseguir esa segunda plaza; hemos luchado mucho por conseguirlo y hemos tenido muchas dificultades", contestó cuando le preguntaron por la ausencia de Guti del once inicial.

Noticias relacionadas

España se complica la vida en Zagreb

Los de Luis Enrique caen ante Croacia en el último minuto y deberán esperar un empate en Wembley

'Otra' Croacia guarda la llave de la Final Four

La selección española busca asaltar Zagreb para poder pelear por el título de la Liga de Naciones y no depender de nadie

Borja Mayoral lidera la remontada de la Sub-21

Mayoral suma 14 goles en 23 partidos con la selección Sub-21

Valverde: "La influencia de Cruyff sigue siendo muy grande en el día a día"

"Ahora hablamos todos de tener la pelota, pero la primera pretemproada fue terrible"

El Wanda Metropolitano estrenará césped para recibir al Barça

Los jugadores reclamaban el cambio tras varias lesiones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris