Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   A un toque   -   Sección:  

Memphis, cielo e infierno para Gasol

Luciano Sabatini
Luciano Sabatini
domingo, 7 de mayo de 2006, 21:05 h (CET)
Desde que fuera elegido en el draft, y mudara Barcelona por Memphis, hogar del inmortal Elvis, la vida personal y deportiva de Pau Gasol ha ido increscendo en progresión geométrica. Atrás quedaron sus etapas en Sant Boi en las que veía a su ídolo Michael Jordan en aquellos míticos duelos Bulls-Lakers de principios de los noventa. En 2002, con tan sólo 21 años, decidió postularse para el draft de la mejor liga del mundo, y hacerse un hueco entre los grandes de la NBA.

Memphis le dio la oportunidad, y Pau hizo el resto. Cuatro años más tarde ha convertido a una de las peritas en dulce de la conferencia Oeste en equipo de play off, erigiéndose como líder y jugador franquicia del equipo, lo que le ha traido el premio de ser el primer español en disputar una cita del All Star. Pero tras el duro correctivo, 4-0, al que Dallas les ha sometido en primera ronda de play off, cabe la reflexión: ¿Es tan bueno Gasol como le vemos en España?

A Pau le costó acondicionarse a una liga tan exigente como la NBA: primero tuvo problemas de peso y musculatura, y más tarde no le acompañaron los resultados. Pero esta temporada Mike Fratello le ha convertido en el protagonista del Fed Ex Forum. Es el jugador que más minutos disputa, y el único que tiene permiso para lanzar siempre que quiera, eso sí, su entrenador se pone de los nervios cuando intenta el tiro exterior y no penetra a canasta. Con estos datos, Pau estaba en condiciones de explotar en estos play off, y su equipo no ha sido capaz de arrancarle ni una sola victoria a los Mavericks.
¿Cuánta responsabilidad tiene Gasol?
Si Fratello le ha convertido en el líder de Memphis, sería justamente él quien debería tirar del carro en los momentos difíciles. Cierto es que durante temporada regular los suyos han marcado el buen récord de 49 victorias (frente a 33 derrotas), la mejor marca histórica de la franquicia. Pero en la NBA nadie se acuerda de los segundones, y lo que cuenta son los play off. Gasol no es responsable directo de la mala jugada de su equipo. Memphis jugó a ser lo mejor que podía, a sumar cuántas más victorias mejor, y ganó sus últimos cinco encuentros lo que le situaban como quinto clasificado, y le abocaban al suicidio ante Dallas, por que no nos engañemos Dallas es mejor que Memphis, se mire por donde se mire. Del otro lado han quedado los Clippers, que se olvidaron de ganar en los últimos partidos de temporada regular (incluido frente a Memphis), y se “ganaron” una primera ronda de play off asequible ante los Denver Nuggets, que ya han superado por 4-1. Ahora esperan tranquilos a Lakers o Suns.

Este gesto de Fratello ha hecho de Pau un jugador menor ante Dallas. En el duelo particular “Robin Hood” Nowitzki, con más experiencia y calidad que el español, ha promediado 31.3 puntos para borrar al de Sant Boi, y dejar a los Grizzlies sin opciones. Pau no bajó sus números de temporada regular, pero la marca de 20.3 puntos y casi nueve rebotes por encuentro no han sido suficientes. El resultado es desalentador: 12 derrotas en otras tantas participaciones de Memphis en play off, la peor marca de la historia de la NBA.

El problema de los Memphis Grizzlies es que no se cree en una planificación deportiva como para aspirar a más. Tras la lesión de Stoudamire, el equipo quedó cojo, y pendiente de las aportaciones de Mike Miller que ha estado lamentable en los encuentros de play off (13,7 puntos por partido). Con todo esto Pau queda rodeado de demasiadas cargas y pocas ayudas, y la responsabilidad es abrumadora.

Quizá sea una realidad que al bueno de Pau le quede camino por recorrer para alcanzar el nivel de las mega estrellas, capaces de levantar un partido ellos sólos para sus equipos: Gilbert Arenas en Washington Wizards, Lebron James en Cleveland Cavaliers, Kobe Bryant en Los Angeles Lakers, Dwyane Wade en Miami Heat o Steve Nash en Phoenix Suns. Negarlo sería engañarse. Pero la mentalidad deportiva de Mamphis, y su condición de equipo menor no beneficia en absoluto al español.

Pau Gasol, que fue salvado por Memphis, y al que le debe el reconocimiento internacional, puede encontrar en casa a su peor enemigo. Debe andarse con cuidado el de Sant Boi para que los Grizzlies no sean su tumba deportiva. La franquicia debe dar un giro: una política rejuvenecedora en fichajes y una mentalidad ganadora son fundamentales. De no ser así, el bueno de Pau debería ir buscándose casa cerca de la costa, pues no son pocos los equipos que ya suspiran por el español.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris