Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Fútbol / Primera división - Jornada 37   -   Sección:   Deportes

El Sevilla se asegura la presencia en la UEFA tras vencer al Málaga (0-2)

En un partido dominado íntegramente por el Sevilla, los malaguistas se despidieron de su afición con 23 derrotas
Redacción
sábado, 6 de mayo de 2006, 21:44 h (CET)
El Málaga dijo adiós a su afición con una derrota más en el bolsillo. Perdido en el campo y desganado, el conjunto de Hierro se enfrentó a un Sevilla que buscó la clasificación matemática para la UEFA. Los sevillistas no crearon juego y se sumaron a un aburrido partido con la mente puesta en el histórico partido del próximo miércoles. Un gol de Renato en la primera mitad acabó de hundir a los locales y Fernando Sales sentenció el encuentro a pocos minutos del final.

Nazareth Heredia / Enviada especial a La Rosaleda
La Rosaleda prácticamente terminada y el Málaga también. En el palco, el presidente del Sevilla, José María del Nido, su director deportivo, Monchi y por parte del Málaga, Antonio Mendoza. Mal, como siempre, empezó el Málaga un derbi descafeinado en afición, intensidad y juego. Un equipo desganado, sin personalidad ni fuerza salió a un terreno de juego arropado por unos 8.000 espectadores, sevillistas incluidos. El Frente Bokerón abrió una pancarta con una palabra que con contundencia expresaba la situación del equipo, el descenso: “Infierno”. Los Malaka Hincha hacían lo propio con un “Bebe y olvida”. Quizás sea eso lo que necesita el Málaga, una borrachera para olvidar el sufrimiento.

Ni en su último partido ante la gente que no le ha fallado nunca, fue el Málaga capaz de sacar una alegría, un motivo para el orgullo y la despedida de los suyos con la cabeza un poco menos baja. Comenzaron llegando los locales, aunque como ha venido siendo habitual durante toda la temporada, una o dos llegadas en todo el partido. Ribeiro puso en apuros a Palop a los dos minutos de partido. Pero nada más lejos de la realidad que atrapa a este Málaga. La primera parte, mala en su conjunto, fue del Sevilla. Las llegadas comenzaron siendo tímidas, pero con color rojiblanco. Y sucedió lo inevitable. En el 18, Jesuli lanzó un córner muy cerrado que despejó Arnau y en el rechace, Renato remató a las redes del Málaga. El Sevilla tenía pie y medio en la UEFA.

Un par de suaves llegadas malaguistas y tres ocasiones claras del Sevilla. La primera la protagonizó Kepa. El exmalaguista remató de cabeza un balón que tuvo que sacar el cancerbero del Málaga. En la ejecución del saque de esquina, Aitor Ocio recogíó un balón de los pies de Puerta que se marchó fuera. Más tarde, fue Renato quien desde fuera del área intentó sorprender a Arnau, pero la pelota volvió a marcharse fuera. El Sevilla afixiaba al Málaga en la línea de creación y el esférico no pasó prácticamente de la mitad local en toda la primera parte. Tan sólo un gran centro de Ribeiro en el 44 puso al Málaga cerca del gol, pero Juan Rodríguez, perdido como el resto del equipo, no llegó a rematar.

El Málaga asoma la cabeza, pero se despide de los suyos sin una victoria
La segunda parte empezó movida, pero en la grada. La policía detuvo a varios aficionados del Frente Bokerón y los componentes del grupo abandonaron sus localidades. Entonces comenzaron a caer botellas y objetos al terreno de juego. Los aficionados del Málaga la pagaron con cualquier cosa ajena al encuentro, tal vez para descargar su rabia y decepción por un equipo que se marcha a Segunda con la cabeza baja.

La primera jugada de peligro llegó 47 y para cambiar la tónica de la tarde, de manos del Málaga. Jorge Ribeiro envió un balón a Salva. El aragonés estuvo apunto de hacer sonar de nuevo “La Bombonera” en su estadio, pero nada más lejos de la triste realidad de este equipo. Debutó en Primera Saúl, que si nada lo impide, vestirá de blanquiazul la próxima temporada con el primer equipo.

Con los locales muertos en el campo, el Sevilla con la mente en la final de la UEFA y un partido malísimo, de repente la afición comenzó a gritar al unísono un “Hierro vete ya”, que sonó a sentencia de muerte. Fue lo único que se oyó en el estadio, aparte de los vítores que Sergio, “El Hucha”, famoso por sus bailes sin camiseta, fue despertando de vez en cuando. La afición se entretuvo con la primera mosca que pasó, ni siquiera le preocupó la rivalidad que siempre trae el Sevilla a Málaga. “El Hucha”, mientras, intentó levantar una ola que se rompió a la primera de cambio. Aburrimiento en el campo y aburrimiento en la grada.

En el 71, Bóvio intentó sin éxito sorprender a Palop. Al poco Kepa quiso hacerse hueco en el área local sin suerte. La ocasión más clara del partido, sin duda, llegó en el minuto 78. Antonio Hidalgo botó una falta que recogió su equipo y tras una embarullada jugada en la que Couñago le pegó una patada al aire, Gabriel disparó al larguero una pelota que botó en la línea de gol y salió fuera. Ahí, con el Málaga desconcertado, Fernando Sanz pegó al esférico con la izquierda y el balón se marchó fuera. No tardó el Málaga ni un minuto en volver a acercarse a la meta rival. Un córner a favor de los locales cae en los pies de un defensa sevillista que casi marca en propia puerta. En el despeje, Alexis no pudo hacer nada por marcar.

El partido parecía acabado, pero en el 90, Fernando Sales se apropió del balón y convirtió la jugada en el segundo gol de la noche para su equipo. Finalizó el partido y comenzaron a caer botellas al terreno de juego que casi impactan en algunos compañeros de la prensa. Algunos aficionados comenzaron a saltar al terreno de juego para irse en busca de los jugadores.

En sala de prensa
Juande Ramos, que volvió a La Rosaleda una vez más, se mostró contento por la victoria, que significa que el Sevilla jugará matemáticamente la UEFA la próxima temporada: “La sensación de conseguir la victoria y la clasificación para la UEFA es muy importante. Que a falta de dos jornadas hayamos conseguido este objetivo tan difícil es muy importante. El técnico sevillista ha dicho que la victoria ha sido justa: “El partido lo ha controlado el Sevilla, salvo unos minutos en la segunda parte. Ha sido un monólogo. No hemos rematado el partido cuando debíamos y hemos pasado unos minutos de agobio, pero ha sido un resultado justo para el Sevilla”

Por su parte Manolo Hierro ha protagonizado un fuerte diálogo con un compañero de la prensa que le recriminaba la falta de claridad en las respuestas y la oscuridad en el tema de las responsabilidades en el equipo. Pero enfrentamientos aparte el técnico ha dicho que ésta ha sido la peor temporada de la historia del Málaga, donde se ha batido el récord de 23 derrotas. El partido lo ha calificado de tónica: “Ha sido más de lo mismo. Llevamos muchos partidos sin ganar y competir con estas condiciones mentales es muy complicado. Estamos descendidos y nos hemos enfrentado a un adversario que está muy bien”. Hierro ha dejado claro que no va a dejar tirado al equipo y que el problema del Málaga es la economía: “El Málaga será grande cuando tenga un mercado fáctico (ayuda de Ayuntamiento, etc.) y economía. Tenemos jugadores buenos dentro de lo que tenemos. Es la gran verdad del Málaga. Nuestra economía nos estaba llevando a un gran riesgo deportivo y se compite con equipos de la misma situación y un año te toca descender”.

Ficha Técnica:
Málaga CF:
Arnau (1), Gabriel (1) Alexis (1), Gerardo (1) [Pablo Couñago (1) 46], Manu (1) [Saul (1) 46], Salva (1), Fernando Sanz (1) (Cap.), Antonio López (1), Juan Rodríguez (1), Ricardo Bóvio (1) [Antonio Hidalgo (1) 77] y Ribeiro (2)
Sevilla FC:
Palop (1), Jordi (1), Renato (2) [Martí (1) 85], Escudé (1), Jesús Navas (1) [Kanouté (1) 69], Jesuli (1) [Alejandro Alfaro (1) 60], Aitor Ocio (2) (Cap.), Fernando Sales (1), Puerta (2), Kepa (2) y Crespo (1)
Goles:
0-2 Goles de Renato y Fernando Sales
Árbitro:
Pérez Lima (Comité Canario) 2/3: Amonestó a Juan Rodríguez.
Incidencias: Menos de media entrada, unos 8.000 espectadores en La Rosaleda, en una tarde con buena temperatura.


Datos destacables:

El bueno: Kepa
Aunque sin suerte en el gol, el ex jugador del Málaga protagonizó muchas de las jugadas de peligro de su equipo. Creo juego y ocasiones y dio algo de ritmo al Sevilla.
El malo: El partido
Malo a no poder más. El Málaga, en Segunda, sin ganas y perdido, frente a un Sevilla con la mente puesta en la UEFA, fueron los ingredientes para un encuentro aburrido y sin juego.
El feo: El Frente Bokerón
Ya antes del comienzo del encuentro, los seguidores de este grupo comenzaron a lanzar bengalas al terreno de juego bajo la pancarta que habían desplegado. Al comienzo de la segunda mitad, la policía tuvo que intervenir, llevándose detenidos a varios aficionados. Entonces, el Frente Bokerón abandonó al completo la zona donde se ubican.
El dato: 2.450 días
Esos son los días que hace hoy el Málaga en Primera División desde que ascendiera hace siete temporadas. El próximo partido ante el Cádiz será el último. 2.451 y el Málaga cerrará un ciclo con éxitos como los cuartos de final de la UEFA.

Noticias relacionadas

El Burela acaba con la imbatibilidad del Betis FS (3-5)

Primera derrota de la temporada de los verdiblancos, que no tuvieron su día ante un rival directo

Cinco razones por las que jugar al pádel con zapatillas especializadas

Podemos dar un salto de calidad brutal en nuestro juego

Gómez Noya concluye undécimo en el Ironman de Hawái

El alemán Patrick Lange se proclama campeón

Huelva recibe a Carolina Marín como "la reina del bádminton mundial"

Homenaje a una deportista onubense que ha ganado tres veces el Campeonato del Mundo de bádminton

Un Betis FS muy serio aplaca al Bisontes (4-0)

La pegada, el control y la seriedad de los béticos acabaron con el otrora Playas de Castellón
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris