Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Conflictos y dilemas   -   Sección:   Opinión

Las mutaciones

Francisco Montesano
Francisco Montesano
sábado, 6 de mayo de 2006, 04:15 h (CET)
La diferencia entre el animal y el hombre no esta en la manifestación del alma, ni en las distintas habilidades de conservación. El animal se adapta al ambiente natural, para su conservación y el hombre se relaciona con el medio para trascenderlo.

Esta historia de la conservación-conversión se refleja en nuestra sociedad con una claridad absoluta, el eternamente todopoderoso jefe de los gastronómicos Luís Barrionuevo, y Néstor Kirchner, el presidente que parecía pronto a terminar con esas antiguas políticas, ahora integran el mismo sector en Catamarca, el denominado Frente para la Victoria
De algo estamos seguros, nunca los veremos juntos en la foto, el antiguo declarado “recontraalcahuete”, según su famosa definición del ex-presidente Carlos Menem, y su detractor y hoy presidente Nestor Kirchner, no cometerán semejante torpeza.

El espíritu de conservación en el poder y la posibilidad de manejar la Legislatura Provincial a su antojo, es mas importante que las viejas rencillas entre ambos, aunque las mismas sean fruto de denuncias cruzadas de corrupción o que la senadora Cristina Kirchner, esposa del presidente, haya impulsado el proyecto de destitución de Barrionuevo de la Cámara alta después de que el gremialista motorizo los actos de violencia en las elecciones para gobernador en su provincia, de las que había sido excluido por decisión judicial.

La contraprestación, no se hará esperar, el siempre vigente sindicalista aportara la presencia de sus gremios afines a la movilización del próximo 25 de Mayo en la Plaza, con la consigna de acompañar a la agrupación Compromiso K que responde al presidente, reeditando tal vez una nueva ‘Plaza del Si’, que servirá para consolidar esta nueva corriente y lanzar la reelección del Presidente en 2007.

La memoria de nuestra realidad social nos demuestra que nuestros ciudadanos devenidos en políticos, han logrado conservarse en el poder atravesando los distintos signos de los gobiernos de turno, ocupando funciones destacadas o no, pero siempre están.

Es nuestra obligación dudar de la supuesta conversión de éstos políticos tradicionales en entusiastas partidarios de la democracia, cuesta entenderlo en la visión de los grandes estadistas que nos precedieron.

Estos vicios tan típicamente nacionales se agregan a que en el mundo se da en la actualidad un marcado estado de apatía, la participación ciudadana es moderada. Somos personas más preocupadas de nuestros asuntos privados que en los públicos. Tal vez fruto del constante cambio de actitud de nuestros dirigentes, en el camino que los separa desde la tribuna a sus despachos.

Particularme en nuestro país desde 1930, las interrupciones de los administraciones constitucionales, han logrado convertir malas gestiones estatales en victimas de estos golpes de Estado, ocultando la realidad y en varios casos la imposibilidad de continuar con el mandato popular.

Esta situación impidió dos asuntos centrales en nuestros últimos 50 años, primero que se produjera una depuración natural de la clase política, la cual hubiera evitado que muchos de los actuales apellidos continúen todavía en la tapa de los diarios, y segundo la cantidad de muertos y desaparecidos que lamenta hoy nuestro país.

Mis afirmaciones no significan denostar a ningún político ni un aval a otros, sino un recordatorio que por ejemplo la prometida reforma política, nunca fue tratada, así como todas las normas que imponen restricciones o reglas a los distintos poderes del Estado, y que representen un menoscabo a sus atribuciones y prebendas. Todo lo cual no hace otra cosa que alejar a nuestra juventud y por ende caer en la ignorancia de sus facultades y obligaciones en una sociedad libre y democrática.

Solo las sociedades ilustradas en sus derechos y deberes, tienen posibilidad de prosperar, es una obligación y un deber ineludible de nuestros dirigentes educar con el ejemplo.

Estos ‘olvidos’ de viejos rencores y reconversiones no ayudan en la búsqueda de un nuevo país, tal cual lo viene declamando el presidente, en cuanto acto se presente.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris