Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Punto crítico   -   Sección:   Opinión

La comarcalización o de cómo vertebrar el territorio

Raúl Tristán

viernes, 5 de mayo de 2006, 03:59 h (CET)
Hace unos pocos días, y en esta misma columna, hablábamos de la problemática de la ordenación territorial, de la vertebración del territorio, en razón al desmantelamiento que de los Centros Territoriales de RTVE (y de su programación) pretende llevar a cabo el Gobierno Central.

Entonces calificábamos dicha política como de nefasta, al considerar a dichos Centros territoriales como un elemento más en la importantísima misión de vertebrar el territorio.

Hoy, tras los resultados presentados por el Anuario de las Comarcas de Aragón 2006, Fundación de Economía Aragonesa, podemos afirmar que el proceso de comarcalización llevado a cabo en esta comunidad, pese a ciertas reticencias, entre las que incluía la mía, nadie es perfecto, de los que creíamos ver en dicho proceso un simple elemento de burocratización más, ha supuesto sin duda una revitalización, una vertebración del territorio que hasta ahora se nos hacía inimaginable en esta tierra de baja densidad de población nada homogénea, una población concentrada en su mayor parte en Zaragoza capital, y mucho menos en las ciudades de Huesca y Teruel.

Con la comarcalización, en Aragón empeño particular del PAR, los municipios se han agrupado en torno a sentires, formas de vida, de desarrollo similares; alrededor de una idiosincrasia parecida; y en torno a un núcleo urbano de entre ellos que podría calificarse como de primus inter pares, es decir, un municipio que en cada comarca , uno de sus municipios se convierte en cabecera, en centro de atracción y aglutinamiento, al modo de “pequeña gran ciudad”, porque en el fondo esos es lo que necesita esta tierra: pequeñas grandes ciudades repartidas por toda su geografía, que puedan prestar a los municipios de la comarca todos aquellos servicios y comodidades que individualmente cada uno de ellos jamás podría soñar con alcanzar.

Los municipios, al unirse en un esfuerzo común y constituir comarcas, pueden emprender tareas que a modo particular no podrían acometer, dados los costes inasumibles que podrían suponerles. Y al establecer en cada comarca una cabecera, logramos generar centros de irradiación económica, social, turística, industrial... estratégicamente repartidos por el territorio.

Si a este proceso, añadimos el aumento de población inmigrante que atrae, entonces podemos, por vez primera en muchos años, hablar de un atisbo de esperanza para el problema tan grave que representa el establecimiento poblacional no homogéneo en Aragón.

La comarcalización se muestra como un excelente mecanismo de vertebración del territorio, un mecanismo que expongo aquí para público conocimiento de otras regiones que puedan encontrarse aquejadas de la misma problemática.

Y es que ya se sabe: la unión, hace la fuerza.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris