Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El justiprecio: centripetación de la ultraizquierda

José Carlos Navarro (Badajoz)
Redacción
miércoles, 3 de mayo de 2006, 23:28 h (CET)
Son demasiadas las señales ofrecidas por el presidente del Gobierno y los actores a él vinculados, como para atisbar intencionalidades en función de los datos. Si Gema Zabaleta (PSE) dice que los socialistas están abiertos a gobernar con Batasuna (o herederos), después de que el presidente dijera que la foto de Jone Gorizelaia (ex-parlamentaria de EH y defensora judicial de Batasuna) con ella es el futuro, desvela intencionalidades de gobernar en un nuevo régimen pactado con la ultraizquierda secesionista que no condena la violencia. Significativa es la exaltación presidencial de la II República en el parlamento, con traca final de sindicatos de trabajadores repitiendo eslóganes gubernamentales de "paz y república" comandadas por la Cibeles portando la bandera republicana.

Las hemerotecas son las que viene describiendo que las palabras del señor de la Moncloa, tienen un ambiguo lenguaje con trampa. Si Moraleda dice como ventrílocuo de su jefe que el presidente renunciaría a su cargo, si llegara la "paz", nos plantea dos cuestiones: una que dicen que el proceso será largo sin definir el fin de tal perpetuidad; la otra es que si se cambia el régimen tal vez cambien las formas de jefatura del Estado y presidencia del nuevo régimen, en el que sí podría ejercer el nieto del extremeño capitán Rodríguez Lozano.

Por otra parte los juegos del sí de las niñas en versión de ERC, no revelan ningún cambio de socios en Madrid o en Barcelona. El arrinconamiento del centro-derecha pactado ve incluso sus efectos en las Autonomías del sur, en versión realidades nacionales, y en el noroeste con el recuerdo de los suevos. Pero el auténtico programa es el pacto vasco que aglutina la ultraizquierda y el nacionalismo, lo que podría llamarse la centripetación del Estado hacia la ultraizquierda en un nuevo republicanismo confederado. Hasta la saciedad se replica que a Eta no se le dará precio político, que la realidad desmiente, aunque más bien podría hablarse de justiprecio.

Es el precio convenido entre las dos partes y que resulta ventajoso en un equivalente de las formas de gobierno. Con la violencia justificada como medio para el fin, muy cercano a este fin debe ser el resultado para que la violencia como medio sea calificada como accidentalmente inusual en este nuevo escenario.

Mientras tanto el relativista estado del bienestar individual, anestesiado con el circo televisivo y el pan hipotecario de las millonarias viviendas. Sólo el análisis pedagógico a los ciudadanos contrarrestaría el difuso y enmascarado actuar de esta legislatura de la monarquía constitucional.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris