Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Interés superior de la familia

José Carlos Navarro (Badajoz)
Redacción
domingo, 30 de abril de 2006, 21:27 h (CET)
Comenta en una entrevista el reciente embajador de España en la Santa Sede, Francisco Vázquez, que se le ha nombrado para tender puentes entre ambas, así como que preparará en función de su cargo la visita de Benedicto XVI a España. Si bien resulta que tal evento viene motivado por el Encuentro Mundial de las Familias en Valencia, es muy probable que la Iglesia mantenga siempre vivos cualquier puente que haga transitar la orilla de la familia con cualquier otra.

Familia como fuente de vida, verdad y el Amor que tan bellamente identificó con Dios, el Papa en su última enciclíca. La familia hoy es como una estructura en equilibrio inestable, como arena seca sin el agua interstiticial que la cohesiona. Es fácil atribuir la relatividad del bien individual en detrimento de la familia, sólo es necesario leyes, propaganda y por último instituciones ejecutoras (judiciales o administrativas). La visita de Papa Ratzinger es una privilegiado y lúcida altavoz, para explicar que es la familia y la visión de Dios hacia ella. Fotografías políticas y puentes que no apuntalen la estructura de la familia, carecen de valor para los católicos.

Los hijos como fruto del amor tienen proclamado universalmente sus derechos, que sólo puieden ser afectados por el Estado para su bien, entre el que se encuentra su pertenencia a todos los efectos a su familia con padre y madre. Preparar la visita al Papa es lo mismo que preparársela Al que siempre está pero se Le arrincona. Es agasajar a Dios defendiendo uno de los bienes máximos del hombre que es la familia, como fuente de verdad y vida. La ley bien podría ser esa fuente si respetase el interés superior. El interés superior de los hijos es el interés superior de la familia.

Sin la defensa de ella, sobra el antiguo concepto vigente del Código Civil de la responsabilidad aquiliana de actuar como un buen padre de familia. ¿Que es para el Estado hoy, ser un buen padre de familia? . Desde luego Benedicto XVI podrá recordarnos su significado. Ojalá sirva el mensaje para muchos que olvidaban ese concepto, así como reforzar a los que lo conocen y los poderes públicos le ponen difícil su práctica.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris