Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Por comentar...   -   Sección:  

Nadal hasta el infinito y más allá

Patxo Palacios
Patxo Palacios
sábado, 29 de abril de 2006, 20:14 h (CET)
Imparable ha comenzado la temporada de tierra la perla mallorquina. El niño prodigio se ha llevado ya el torneo de Dubai y acaba de revalidar el título de Montecarlo ante el número uno mundial, que no de tierra, Roger Federer. Esta semana sigue sus exhibiciones sobre la arena barcelonesa del Godó. Antesdeayer mismo daba buena cuenta de su amigo Feliciano por 6-4, 6-2 con asombrosa facilidad.

El inicio de temporada del balear está siendo tan espectacular como el del año pasado, pero si algo cabe aventurar es que este chaval debe ir a más, por ilusión, edad y la ambición que demuestra sobre la cancha en todos sus envites. Esperemos que las lesiones con que acabara la temporada pasada e impidieran su participación en Australia en enero sean eso precisamente, pasado, pues es lo único que podría frenar su fantástica evolución.

Su dominio en tierra batida es indiscutible; por eso es fácil de predecir que, si los acontecimientos siguen su curso natural, se llevará una buena tajada de trofeos de primer nivel este año igualmente, partiendo como claro favorito en Roland Garros.

Ahora bien, Nadal tiene como último reto el asentar su tenis en superficies rápidas, donde no se defiende mal precisamente, pero sí que es hoy por hoy inferior al suizo Federer y puede ser batido por otros como Roddick o Hewitt, por ejemplo.

Sin embargo, la progresión del manacorí está siendo tan vertiginosa, que no es descabellado pensar que esta misma temporada o acaso la siguiente pueda ser número uno mundial. Ya el año pasado Nadal evidenció una notable mejoría en pista rápida; recuerden el gran Open de Australia que cuajó, cayendo de chiripa ante el local Hewitt en 5 sets en dieciseisavos, un partido que tuvo en su mano.
Nadal, por cierto, suma ya 43 partidos consecutivos ganados y se encuentra a sólo 3 de igualar al mítico Bjorn Bgorg y 10 de Guillermo Vilas.

El mallorquín ha mejorado mucho su saque y la volea, básicos en moqueta y hierba; está cerca, le falta un escalón, un pasito más para superar en esta superficie a los Federer, Safin … tal y como ya hace en tierra. Lo conseguirá en breve, al tiempo.

El sobrino del ex futbolista Miguel Ángel Nadal está llamado a batir todos los récords del tenis nacional, dejando atrás a grandes campeones como Santana, Gimeno, Higueras, Bruguera, Ferrero o Moyá y marcar una larga época de supremacía en el olimpo tenista mundial.

La cabeza, parece felizmente amueblada y su precocidad no le está jugando malas pasadas, más bien lo contrario. Todo es vigor, ambición y energía en este chaval, deseoso de llegar al número uno lo más rápido posible. Las prioridades están claras, los actos sociales, la pompa mediática y demás monsergas quedan lejos del día a día de un campeón de gran nivel que está para marcar una era, como lo ha hecho Federer el último lustro o lo hiciera Sampras en su día.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris