Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Cesión   -   Sección:  

Bravo

Antonio Álvarez
Antonio Álvarez
jueves, 27 de abril de 2006, 22:00 h (CET)
Doce años después, el F.C. Barcelona se ha vengado de aquella humillante derrota en Atenas y ha pasado por encima del Milán en busca de su segunda Copa de Europa. El rival será el Arsenal inglés que el martes derrotó al Villarreal.

Porque lo del Madrigal también se merece un aplauso. Que un equipo de una ciudad de 48.000 estuviera a un suspiro de jugar el partido más importante del año, es digno de ovación. Fuimos muchos los que gritamos cuando el colegiado Invanov señaló el punto de los once metros. Pero ese punto, al que también se le llama punto fatídico, fue cruel. Porque desde mi punto de vista, Riquelme no falló el penalti, sino que Lehmann se lo paró.

La vida es injusta, y el fútbol, como fiel reflejo de la vida que es, también. Mientras Riquelme se preguntaba cómo le habían parado el penalti, Fernando Roig se desvanecía en el palco, los aficionados lloraban… Es duro pensar como un simple segundo puede marcar la línea entre la felicidad y la tristeza, entre la gloria y la nada. El propio Riquelme dijo que solo se recuerdan a los campeones.

Y lleva toda la razón. Pero también es cierto que la gente siempre lleva en su corazón a los equipos entrañables, a los que caen simpáticos y a los que al final hacen sufrir a uno como si de tu equipo se tratase. El Villarreal ha calado en el corazón de muchos españoles y, con lo del martes, en el de muchos europeos.

Pero lo que importa ahora es la final. Al fin los culés tienen un premio por el sufrimiento creado en la época post Gaspart. En frente hay un joven Arsenal, dispuesto a todo, que lleva diez partidos imbatido y que tiene al delantero más en forma y al centrocampista del futuro en sus filas. Aunque el Barça es….increíble, mágico y, ahora mismo, todo un equipazo.

Por último dos apuntes. El primero es que el Arsenal ya jugó una final en París y la perdió ¿No se acuerdan? ¿Y si les digo el nombre de Nayím? Ahora sí, ¿verdad? Y segundo, ¿jugará el Barça con la estrambótica camiseta fosforita, o por el contrario serán los londinenses los que lleven el color amarillo de su segunda equipación?

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris