Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Al borde de la palabra   -   Sección:  

Sin memoria

Joaquín Castillo
Redacción
miércoles, 26 de abril de 2006, 20:22 h (CET)
La dictadura de los resultados no respeta nada. Ni trayectorias, ni proyectos, ni intenciones, ni trabajos. No existen los planes a futuro en un fútbol español cada vez más caníbal. Y aunque Laporta se descuelgue con una utópica idea (prorrogar el contrato de Rijkaard por tres años más; o sea, hasta mas alla de que termine el mandato del presidente del barca ) que parece más adecuada a otras latitudes menos estresantes, el mismo Frank sabe que las posibilidades de concretarla transitan por la sinuosa ruta de las fantasías. O de los resultados, para llamar las cosas por su nombre.

Ni siquiera el respetado y reconocido apellido de ilustres en el banquillo como Capello o Cuper sirve para avalar hoy a fuego el sano propósito de Laporta. Porque ningun entrenador puede garantizar el exito ¿O ya no hubo una bandera colgada en el Camp Nou con una leyenda-imposición: "Queremos la champions" Es decir: cuidadito porque quizas toda la gloriosa temporada no sera tal, si mañana el Milan hace la proeza. Es decir, la paciencia tiene un límite delgadísimo.

Los técnicos penden de un hilo, siempre. O casi. En la temporada pasada, Fernando Tapia y Lorenzo Serra Ferrer eran las presas más codiciadas. Sólo faltaba escuchar que los buscaban Real Madrid, Juventus o Manchester United para pintar la escenografía más paradisíaca (para ellos dos). Hoy, Tapia y Serra Ferrer poco menos que encarnan la efigie del demonio. Uno se fue del Malaga con pena y sin gloria, insultado por la gente y vituperado (por lo bajo) por sus jugadores. El otro hará equilibrio en el Betis hasta junio, cuando venza su contrato, pondrá violín en bolsa y se irá silbando bajito, sin dejar en el irritado hincha ni el más minúsculo de los recuerdos y es que tras llegar a Champions luchar por el salvarse no es plato de buen gusto..

Hace un año, Tapia y Serra Ferrer eran los reyes de la táctica y de la estrategia, de la seriedad y de la planificación, del orden y de la disciplina. Ahora, la consideración popular les dictó sentencia: los equipos grandes les quedan grandes, valga el juego de palabras. Así, el canibalismo del fútbol seguirá comiendose sueños y propuestas sin memoria del pasado.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris