Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

Queríamos más

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
miércoles, 26 de abril de 2006, 20:22 h (CET)
Ayer se acabó un sueño lleno de vida y una vida futbolística llena de éxitos soñados. Zidane nos dejará, se va del fútbol. El francés jugará sus últimos minutos pegando patadas al balón en el Mundial de Alemania de este verano.

El Villareal tampoco consiguió darnos una alegría. El Arsenal pasó tras un partido que no debió acabar en empate por oportunidades y juego del submarino.

En un día aciago para el fútbol perdimos a uno de los mejores jugadores que ha dado el fútbol francés y las esperanzas de ver a un equipo vestido de amarillo en la final de París.

Por partes. Zinedine Zidane nos dejó sus mejores jugadas en el Mundial de Francia, lo disfrutamos en España gracias al dinero de Florentino Pérez.
La temporada pasada el francés ya no se lució. No supo o no pudo enseñarnos la magia que tenía unos años antes. Este año sólo ha dejado pinceladas de su talento, no ofreció más, perdimos al mejor Zidane mucho antes de que anunciase su retirada.

Sabíamos que su decisión estaba cerca de anunciarse pero nadie quería que llegase. El cinco del Real Madrid se va antes de que sea demasiado tarde y su retirada se haga por la puerta de atrás, lo deja seguramente en el momento más idóneo.

Aún llorando la marcha de Zidane, el Villareal se disponía a jugar el partido más importante de su historia en una semifinal dramática y cargada de emoción. En el Madrigal se paró el tiempo en el último minuto de la semifinal. Román se colocó en el punto de penalti, corrió, disparó y detuvo Lehman. Villareal despertó, triunfó la ilusión de una pequeña ciudad de Castellón, el submarino amarillo dominó, mereció ganar pero el fútbol es injusto.

Riquelme sin reaccionar, situado en el punto de penalti representaba a toda la afición que había ido acumulando el Villareal durante toda su trayectoria en la Champions. Las lágrimas caían a tres minutos del final tras fallar la oportunidad más clara del partido. Se acabó un sueño que quedaba demasiado cerca, aunque las historias heroicas, en el fútbol, no suelen acabar bien. Le pasó al Valencia, también al Alavés, al Osasuna y ahora al Villareal.

La casualidad quiso que hoy fuese un día para recordar en la historia del fútbol no por algo grande sino porque si acabó algo que fue muy grande y algo que podría haber llegado a ser muy grande.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris