Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Awali ya habla catalán

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 24 de abril de 2006, 21:51 h (CET)
Awali nació en Ámsterdam (Holanda) el 24 de abril de 1993. Los siguientes años de su vida los pasaría a caballo entre Stuttgart (Alemania) y Paington (Inglaterra). Así pues, Awali, cosmopolita y viajado él, se comunicaba con las personas en inglés, lengua universal.

Pero hete tú aquí que Awali tuvo la ocurrencia de viajar a Barcelona (España) para ir a instalarse allí y así convivir con cuatro hembras: Coco, Yango, Batanga y Muni.

Awali ya no se comunica en inglés. Ahora Awali habla catalán. El inglés, probablemente, lo olvidará. Porque Awali, queridos lectores, no es una persona. Awali es un gorila. El gorila del Zoo de Barcelona. El sustituto del querido “Copito de Nieve”.

La directora del parque zoológico de Barcelona, Carmen Maté, declaraba orgullosa a la prensa: “ya hemos empezado a hablar catalán con Awali, hasta ahora lo hacíamos en inglés”. El gorila ha comenzado así su proceso de normalización lingüística. Porque Awali era un charnego.

Jordi Portabella (ERC), teniente de alcalde de Barcelona, orgulloso y pletórico, anunció al Periódico de Cataluña que el gorila ya atiende a algunas órdenes en catalán, idioma que “aprenderá más rápido que muchos futbolistas”. Y que algunos “Consellers” también, añado yo. ¡Vaya portento que está hecho Awali!

Quizá, si aprende mucho y rápido, podría llegar a presentarse en las próximas listas electorales al Ayuntamiento de Barcelona ¿no creen? Porque, posiblemente, tenga más “sentido común” que muchos concejales de dicho ayuntamiento. O, si aprende mucho, mucho, podría presentarse a Presidente de la Generalitat.

Probablemente la noticia, en un primer momento, haya causado un ataque de hilaridad incontenible en muchos lectores. Como aquella noticia de la “abeja autóctona catalana”. No es para menos. Pero no es una noticia menor. El totalitarismo que se está implantando bajo el régimen nacional-socialista de Cataluña, en el cual la lengua suple el papel de la raza aria, queda al descubierto con este tipo anécdotas, dejando al descubierto el fanatismo de la gran mayoría de la clase dirigente catalana.

La persecución que los catalanes castellanohablantes sufren en dicha región española es ya conocida: los empresarios deben rotular sus tiendas en catalán, chino, danés o sueco. Si rotulan en castellano serán inmediatamente delatados a la brigada de lo político-social y debidamente multados.

Los niños, cuando se apruebe el Estatut, pueden ir olvidándose de solicitar legalmente enseñanza en castellano. Ese derecho habrá desaparecido. A las televisiones públicas catalanas, con la connivencia del Partido Popular, acudirán, preferentemente, aquellas personas que hablen catalán. Quienes hablen castellano serán excluidos. Jueces y maestros que no dominen el idioma hablado por Awali no podrán optar a plazas en Cataluña. Es la autodeterminación por la vía de la imposición lingüística. La construcción del Reich catalán.

Y quien se niegue a someterse a esto, a renegar de su lengua materna o simplemente a pedir libertad será tachado de reaccionario, anticatalán y fascista y su escarnio será público. Hasta ser expulsado del oasis catalán. La muerte civil del disidente ha quedado firmada. Y, como siempre, con la anuencia y complicidad dolosa del PSOE de Rodríguez Zapatero - ya más nacionalista que socialista -y la aún más estúpida inacción del Partido Popular catalán.

Y entretanto, Awali, ajeno a todo ello, seguirá con sus aprendizajes de catalán mientras juega con las cuatro hembras gorilas del zoo que el régimen ha puesto a su disposición.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris