Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Otro Paracuellos en Sevilla

Pepe López
Redacción
sábado, 22 de abril de 2006, 20:27 h (CET)
No. No alarmaros. En este Paracuellos sevillano no está implicado Santiago Carrillo, sino el Presidente Zapatero y el Presidente de Andalucía, Sr. Chaves.

Hace algo más de un año llegó a Sevilla un “científico” al que habían negado ayuda en otros sitios y se presentó ante Chaves diciéndole que, si él se la prestaba, a través de las investigaciones a que se venía dedicando, podía conseguir lo que en otros países progresistas se venía haciendo: ¡poner remedio a muchas enfermedades!

Chaves quedó deslumbrado ante lo que oyó y, estimando que podría pasar a la Historia como un Mecenas ilustre por su colaboración en beneficio de la Humanidad, no lo dudó un instante y le prometió cuanta ayuda necesitara.

Y tras los oportunos acuerdos de la Junta y las obras necesarias, hace unos días se ha inaugurado, con la asistencia de Zapatero, un “Centro biomédico de medicina regenerativa” titulado CABIMER que se ha presentado como centro modelo de investigación con células embrionarias.

El Presidente Zapatero se ha quedado maravillado, pensando sobre todo en que muchas enfermedades, gracias al Psoe, van a tener remedio.

¿Y quién se opone a tales beneficios? El mismo Zapatero se ha anticipado a decirlo:”quienes ponen frenos artificiales a todo progreso, es decir, quienes alegan razones éticas o religiosas”.

Pero ¡ay!, es que se ha callado que, para obtener esas maravillosas curaciones, hay que investigar con embriones.

Y un embrión humano no es otra cosa que un óvulo fecundado por un espermatozoide. Sí, un montoncito de células al que si no se le anda hurgando, manipulando, investigando y congelando, se convierte, situado en el útero –su sitio natural-, en una maravillosa criatura. ¡Lo dice la experiencia!

El óvulo fecundado ya es por sí un ser humano. ¡Tiene vida!
Desconocer esto, aparte de una supina ignorancia, es una maldad muy conveniente para “científicos” poco escrupulosos de conciencia o de ética critica (que es la de Zapatero) o para laboratorios que sólo miran las ganancias, o para clínicas donde se asesina a criaturitas por matarifes universitarios.

Matar un óvulo fecundado es tan criminal como provocar un aborto a una criatura de tres meses de vida fetal.

En la investigación con embriones, los que no mueren en el experimento se congelan por un tiempo determinado, lo que significa que decenas de millares se destruyen por no ser ya útiles. En cuanto a las presuntas curaciones, al momento presente no se ha podido presentar un solo éxito, mientras que sí se han logrado con células madre, no embrionarias de tejido adulto.

En fin, que Chaves y Zapatero no han hecho absolutamente nada en beneficio de la Humanidad con la inauguración del centro CABIMER, sino contribuir –quiero pensar que por ignorancia- a que miles y miles de criaturas encuentren el final de sus cortos días en los desagües del Paracuellos sevillano.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris