Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A sangre fría   -   Sección:   Opinión

La derecha traicionó y traiciona a la Patria

Jesús Nieto

sábado, 22 de abril de 2006, 20:27 h (CET)
El exiguo reconocimiento al legado democrático de la II República, asfixiado por la tiranía de la derecha española, ha originado un revuelo importante en el debate intelectual sobre la importancia de tal período histórico. En este sentido, intentaré auxiliándome de la inercia de la relevancia mediática, enfocar el asunto desde una óptica novedosa a la vez que fundamental para catalogar sin medias tintas los usos y maneras de los conservadores patrios.

Celebramos los setenta y cinco años de un proyecto de construcción nacional democrático, de la iniciativa popular de un sistema político vanguardista que modernizó a España y situó a la nación en la delantera de las democracias occidentales, que por aquel entonces, ya comenzaban a percibir la amenaza totalitaria. De todo este acuerdo democrático, moralmente excelente que es la República, queda un legado que no ha interesado rescatar de las ruinas del olvido, y es ni más ni menos que el patriotismo que los prohombres de la época plasmaron en su obrar. La República consagró un sistema de libertades, de derechos y deberes, con sus gozos y sus sombras, pero desde el profundo amor a España. Dignificando el patriotismo, y elevando a categoría progresista la defensa de la Patria, como ente común de España. Un bien público que fue la nación que sufrió la apropiación indebida de la derecha. El rapto de los símbolos unitarios para beneficio de los terratenientes y la camarilla facciosa, religiosa y monárquica, cuyos descendientes hoy se pasean empingorotados y altivos en no pocos actos sociales.

Del esfuerzo republicano por dignificar la memoria que personas como Coronas o Picó llevan a cabo en su programa “La Hora de la República”, debemos primar en esta onomástica primaveral, la pugna por arrebatar a la derecha el patrimonio de la nación, dado que la máxima traición proferida a esta España nuestra, fue responsabilidad de los militares sucios, borrachos, analfabetos, cainitas y asesinos que se sublevaron contra la legitimidad republicana en un caluroso julio.

Y eso pese a lo que diga el iluminado Pio Moa y su secta de revisionistas.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris