Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El ejemplo de Canadá

Carmen Gutiérrez (Barcelona)
Redacción
viernes, 21 de abril de 2006, 01:47 h (CET)
Dyane Adam, la Comisaria para idiomas oficiales de Canadá, acaba de visitar España. En sus conferencias ha explicado cómo en Ontario y Québec, zonas bilingües, hay centros escolares en cada una de las dos lenguas oficiales (inglés y francés) de tal manera que cada padre tiene la posibilidad de elegir libremente el idioma de enseñanza de su hijo.

Desde una comunidad autónoma bilingüe como Cataluña envidio la situación de Canadá. Aquí, el gobierno catalán no admite la pluralidad lingüística en las escuelas, nos impone una única lengua vehicular en la enseñanza y no nos permite a los padres elegir entre las dos lenguas oficiales. Esta actitud de intolerancia lingüística sería impensable en Canadá. Señores políticos catalanes, queremos la libertad que existe en otras zonas bilingües. Aprendan de los países más avanzados.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris