Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Micro abierto   -   Sección:   Opinión

Para que conste, y perdonen el vocabulario, hasta los depósitos

Pelayo López
Pelayo López
martes, 18 de abril de 2006, 02:57 h (CET)
Viernes, 14 de Abril de 2006… Curiosa carambola del destino, sin duda, el querer que, este pasado viernes, el Viernes Santo y el Día de la República se superpusiesen cual capas de un mismo pastel. Mientras unos cantaban saetas, sacaban sus pasos y vestían sus capirotes; otros tocaban el himno de Riego, revivían sus historias a través de fotografías en blanco y negro y blandían al viento banderas tricolores. Y no pasó nada. Tampoco tenía por qué. Los ciudadanos manifestamos a menudo nuestra solera democrática más que quienes la platican. La madurez “transicional” permite esta convivencia antaño imposible, al tiempo que suscita muchos otros interrogantes que, a muchos de ustedes, seguramente ya se les habrán pasado por la cabeza estos días. Habrá sucedido algo similar con esa pregunta mediática de la DGT: “¿Cree usted que va a morir en la carretera esta Semana Santa?”. La penitencia de la tragedia sigue estando a la orden del día en lo que a cifras se refiere.

Aún a cuestas muchos con el cansancio emocional y físico de esta Semana Santa, regresamos a la rutina diaria post-vacacional con el punto de mira puesto en el siguiente y cercano puente del 1 de Mayo. Parece esto más el juego de la oca que un calendario anual. Ese día, se celebra el Día del Trabajo y del Trabajador. A buen seguro se repetirán las colas kilométricas en las carreteras, aunque sólo sea para disfrutar de unas horas de descanso en algún destino reincidente. Hemos podido presenciar estos días procesiones multitudinarias, tanto por las calles de las ciudades siguiendo a los Cristos y Vírgenes como en las carreteras sucumbiendo al poder de los atascos. Lo que no sé es si, precisamente, las concentraciones para conmemorar tan importante fecha tendrán el mismo aforo presencial. Cantos en los dientes aparte, sea o no sea así, hay una propuesta sobre la mesa para que sean compatibles el tiempo de ocio y el compromiso, para que no nos manifestemos únicamente con nuestro peregrinar hacia el asueto.

Nos manifestamos en nuestros destinos vacacionales, nos manifestamos en nuestras aficiones deportivas… manifestemos también por varios motivos más y hagámoslo en tan significativa fecha: el 2 de Mayo. Aprovechemos el descanso del día 1 para salir con más fuerza a la calle y aunar el esfuerzo conjunto del día del trabajo con una huelga general. Se han manifestado distintos sectores por el alza de los precios del carburante, ¿por qué no tod@s?. Dicen que siempre sube en Semana Santa, pero es que no sólo lo hace en estos días, sino que lo hace en varias ocasiones más a lo largo del año. Dicen que se debe a coyunturas internacionales, pero resulta que los precios que actualmente pagamos son por barriles a los que éstas no afectan, sino que lo harán a los que nos lleguen en un futuro.

Dicen que velan por los intereses generales regulando OPAs energéticas pero no dicen nada cuando somos los ciudadanos los que hacemos frente a la escalada de precios. Dicen, dicen, dicen muchas cosas pero hacen más bien nada mientras las grandes empresas responsables siguen haciendo caja, y eso que según la OCDE, quien crea el 90% del empleo son las pymes… ¿por qué no decir nosotr@s algo?. ¿Por qué no decirlo contundentemente, alto y claro para que no se le escape a ningún regidor?. Digámoslo como tenemos que decirlo, nada de quejarnos cuando las cámaras o micrófonos de un medio nos preguntan en plena operación salida. Digámoslo como lo sentimos en una huelga general –a quien corresponda-, porque no sé ustedes, pero uno ya está, para que conste, y perdonen el vocabulario, hasta los depósitos.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris