Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Lupa Deportiva   -   Sección:  

Una golosina

Adrián Candal
Adrián Candal
lunes, 17 de abril de 2006, 21:27 h (CET)
Está al alcance de todas las mentes que la liga NBA es la que posee el mayor prestigio de las competiciones de baloncesto mundiales. Es, en apariencia, la mejor liga del mundo. Aunque eso es algo muy dudable. En efecto es la mejor en infraestructuras, en el mundo estelar que la rodea, los millones de dólares que mueve y genera, y la pasión con la que la viven los aficionados americanos.

No hace muchas semanas, el mejor entrenador que el baloncesto nacional parió, Aíto García Reneses, pedía a los periodistas que asistían a una de sus ruedas de prensa con ‘la Penya’ que se dejaran de hacer marketing gratis de la NBA. No necesita esa publicidad gratuita, para empezar porque no al merece. Que haya dos ojeadores de la liga americana en una cancha no tiene que ser un motivo de fiesta.

Aíto proponía que cualquier persona se pusiera a ver dos partidos de la ACB, al azar, y otros dos de la NBA, al azar igualmente. Tras eso, que cada uno analizara en donde se veía mejor baloncesto. ‘Nuestro baloncesto no tiene nada que envidiar al americano’. Es una verdad como un templo, que se ratifica jornada a jornada. En Europa y en la liga doméstica.

La igualdad suele ser un síntoma de buena salud y buena forma de los equipos que componen una liga. Y más, cuando sus representantes en competiciones europeas triunfan. Cuando son capaces de tener en la Final Four de la Euroliga a dos equipos (Tau y Barcelona), y a un campeón de la FIBA Pro-Cup como el Joventut. ¡Eso si que es triunfar! Y además, el baloncesto que despliegan es fabuloso.

También queda demostrado con la igualdad que hay por evitar el descenso, por jugar los play-off, o por ser cabeza de serie. Se lucha a muerte por todo. Del último clasificado al decimoprimero solo hay dos victorias de diferencia. Otro ejemplo, el Real Madrid, que estuvo a un paso de estar entre los cuatro mejores equipos de Europa, perdió en casa con un Caja San Fernando que se codea con los puestos bajos. Otro tanto le pasó al Baskonia en la cancha del Manresa. Estas cosas no pasan en otras ligas.

Quizás la proposición de García Reneses no sea tan descabellada. Hagan esa comparación, y tomen sus propias conclusiones. A lo mejor, el baloncesto se merece más cobertura mediática de la que tiene, porque en cuanto a la asistencia a las canchas no hay discusión. Seguramente de ese modo nadie dudaría que la liga ACB es, no se si le mejor, pero si una auténtica golosina.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris