Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Fútbol / Primera división - Jornada 33   -   Sección:   Fútbol

El Getafe puso el juego y el Madrid salva un punto en el Coliseo (1-1)

Sólo Baptista supo poner la garra y la calidad con un gol y dos palos
Redacción
domingo, 16 de abril de 2006, 20:18 h (CET)
El Madrid fue un equipo menor en Getafe. El equipo azulón jugó a lo suyo y fue muy superior a su rival, al que mereció, sin dudad, ganar. Los locales llegaron 29 veces a la meta rival, mientras que los blancos solo lo hicieron en 14 ocasiones. Baptista, que ya había estrellado un balón en el larguero, adelantó a los suyos comenzada la segunda parte, y Tena consiguió el empate en la recta final del encuentro. El partido estuvo a punto de caer del lado del Madrid, con un tiro al palo de nuevo de Baptista en el descuento.

Luciano Sabatini / Enviado especial a el Coliseum Alfonso Pérez
La trayectoria de ambos conjuntos macaba desde el inicio el encuentro. El Madrid, que no ha encontrado su juego sufre por alcanzar el segundo puesto, y el Getafe se dispone a firmar quizá su mejor temporada en primera, y sueña con alcanzar Europa. EL partido de esta jornada no iba a ser diferente. Los blancos obligados a ganar, con más necesidad si cabe después de la Victoria del Valencia ante el Espanyol y el empate conseguido por el Osasuna. La otra cara de la moneda la representaba el Getafe, desahogado, este partido era más un premio y una fiesta para su afición.

Las miradas se dirigían hacia el banquillo, donde López Caro había sentado por segunda vez en la temporada al inglés David Beckham por decisión técnica. Además el técnico madridista plantaba sobre el terreno un equipo que intentaría volver al esquema que impuso cuando llegó al cargo, con un medio centro, Pablo García, y dos medias puntas, Zidane y Baptista, con Raúl sólo en punta. Por su parte, Schuster jugaba con el equipo habitual con la incursión de Riki por Paunovic que se cayó a última hora de la convocatoria por dificultades físicas.

Los primeros minutos sirvieron para confirmar lo visto hasta estas alturas de la temporada: el Madrid juega a lo de siempre, o sea a nada, y piensa que por tocar mucho en corto, con ritmo lento y así conservar el balón iba a dominar, pero a los azulones no les hacía falta dominar el balón los noventa minutos para crear peligro. Así el Madrid comenzó bastante gris, y fue el Getafe quien creó las primeras ocasiones, con tiros de Redondo y Güiza desde lejos. Si había alguien en el esquema de los blancos que parecía intentar rebelarse ante el dominio local ese era el brasileño Baptista, que a los once minutos tomó un balón suelto en la frontal y disparó un trallazo sobre la meta de Luis García, que no alcanzó a tocar por alto, y el balón acabó estrellándose espectacularmente en el larguero

Dominio azulón
Tras el tiro de Baptista, parecía que el Madrid intentaría venirse arriba y demostrar su superioridad, pero tan solo fue un espejismo, pues a partir de entonces llegarán los mejores momentos del Getafe. LA centralita azulona se puso a trabajar y las ocasiones fueron constantes y cada vez más peligrosas: Gavilán tuvo un balón suelto que intento colocar desde la frontal, mientras que Riki, incisivo durante todo el encuentro, gozó de tres tiros que encontraron las manos de Casillas.

El juego del Madrid cada vez moría más cerca de su área y los balones que así recuperaba el Getafe creaban un cresciente murmullo en la grada. Riki tuvo un inmejorable oportunidad a saque de un corner botado desde la izquierda, que Tena cabeceó un primera instancia, y el delantero remachó en área pequeña, forzando la estirada de Casillas. Sin tiempo para el respiro Pernía gozaría de otra clara oportunidad cazando un balón desde la banda, más propio para el centro, pero que el argentino empaló solo como él sabe, y Casillas tuvo que emplearse para sacar el tiro por alto. Para entonces el portero madridista se estaba convirtiendo, una vez más en el salvador de su equipo.

Herido en su orgullo, el Madrid tuvo su réplica en una buena jugada trenzada que puso sólo a Baptista frente al portero local, que le coló el balón entre las piernas, pero fue Tena, quien al cruce salvó a su equipo. Ambos equipos habían pasado descaradamente al ataque, y los huecos en defensa eran cada vez más claros. Roberto Carlos cerraba las hostilidades de la primera parte con uno de sus chutazos desde media distancia, que a punto estuvo de escapársele al portero getafista. Con esto se puso punto final a una primera parte de claro dominio local. Los jugadores madridistas eran despedidos con pitos, su juego no había sido para menos.

Descanso, y llegan los goles
Los dos equipos reanudaron el encuentro un tanto desenchufados. El Getafe se había visto tan superior en el primer tiempo que parecía saber que sus oportunidades acabarían llegando, y el Madrid naufragaba en un centro del campo que no tenía noticias ni de Zidane ni de Raúl, y en el que Pablo García no era capaz de llevar la manija. Pero el fútbol suele tener un componente paradójico y cuando mejor estaba el Getafe, arrinconando de nuevo a su rival, y cuando más desahuciado parecía el Madrid, Raúl recogió un balón en el área y revolviéndose lo cedió a Baptista que batió, esta vez sí, a Luis García. 0-1, injusto para lo visto. Los jugadores y el públicop del Coliseo pidió insistentemente mano del brasileño en el control, pero ésta fue absolutamente involuntaria, bien Puentes Leira.

Tras el gol, Schuster intentó volcar a su equipo al ataque, e introdujo a Alberto, mientras que López Caro hizo lo propio con Beckham, al que volcó a la banda derecha. El Madrid pareció conformarse con el gol, y se debía dar con un canto en los dientes por que no había hecho mérito para hacerlo, pero el Getafe se lanzó a por el empate, y Riki volvió a tener dos ocasiones, una salió alta y otra la tiró fuera cuando tenía la portería prácticamente vacía tras una tremenda parada de Casillas a Güiza. Si Riki hubiera tenido más afinada la puntería el Getafe podría haber marcado la diferencia en el marcador.

El equipo blanco estaba jugando en la cuerda floja cuando el partido encaraba su recta final, y tanto va el cántaro a la fuente, que una falta provocada por un descentrado Salgado, y que le costó la cartulina, fue botada desde la derecha y rematada en el segundo palo por Tena al fondo de las mallas. El delirio se apoderó del Alfonso Pérez, que no terminaba de creer que su equipo fuera a perder el partido. Primer gol en primera para el defensa madrileño, merecido por el partido y sobre todo por su trayectoria esta temporada.

Fue entonces cuando el Madrid se vio obligado a ir a por el partido cuando en ninguna fase del mismo había tomado la iniciativa de hacerlo. Caro dio entrada a Cassano, que cayó los gritos de “gordo, gordo”, con un magnifico control y una asistencia que Raúl no supo aprovechar. El italiano confirma que puede estar fuera de forma, algo pasado de peso, pero que no es un factor fundamental para rendir en el terreno de juego, si so, que le pregunten al Diego Armando Maradona.

Getafe y Madrid prácticamente firmaron el empate, ya que los unos vieron más que positivo sacar un punto frente un equipo que fue superior solo en el nombre, y los otros no fueron capaces de crear más ocasiones. Cuando el partido estaba expirando, Baptista decidió saltarse el guión, él era el único que pareció con derecho y desparpajo para hacerlo durante todo el encuentro, y se encontró con el palo cuando remataba un buen centro de falta de Beckham. El brasileño acabó exhausto y desesperado por la ocasión fallada. Al final el partido pudo caer del lado madridista, lo que hubiera sido absolutamente injusto y quedó en un empate, que de nada sirve a los blancos, que se alejan y se quedan a dos puntos del Valencia, segundo clasificado, y deja al Getafe en una posición más que tranquila, aunque les roba un poquito el sueño de verse en Europa la temporada que viene.

Lo sorprendente del encuentro no estuvo en el juego soso, plano y lento del Real Madrid, no fue la inoperancia de los madridistas ante un equipo menor, sino en la lectura de López Caro en rueda de prensa. El técnico aseguró que su equipo había estado grandioso, que había hecho todo lo posible para llevarse el partido y que había tenido mala suerte. Es deducible entonces, que para el lebrijano no hay que cambiar nada de cara a la próxima jornada, cuanto menos sorprendente.

FICHA TÉCNICA:
Getafe:
Luis García, Contra, Pulido, Tena, Pernía, Diego Rivas, Redondo (Alberto, min 71), Gavilán (Cotelo, min 87), Vivar Dorado, Riki, Güiza (Pachón, min 89).
Real Madrid:
Casillas, Salgado, Sergio Ramos, Mejía, Roberto Carlos, Pablo García (Cassano, min 85), Zidane, Cicinho (Beckham, min 73), Baptista, Robinho (Diogo, min 81), Raúl.
Árbitro:
Evaristo Puentes Leira (2) (Colegio Gallego). Mostró cartulina amarilla a Diego Rivas (36'), Mejía (70'), Sergio Ramos (75'), Salgado (82') y a Diogo (84').
Datos:
Estadio Coliseum Alfonso Pérez (Getafe). Domingo, 16 de Abril de 2006 , 19:00 horas, PPV.
Alineaciones:
Goles:
0-1, minuto 19, Baptista. 1-1, minuto 82, Tena.
Incidencias:
17.500 espectadores en el estadio Coliseum Alfonso Pérez. 18 grados de temperatura al comienzo del encuentro. No estuvo presente el presidente del real Madrid Fernando Martín. El jugador Alfonso Pérez, quien da nombre al estadio presenció el partido desde el palco.


Datos destacables

El Bueno: Baptista
Fue el único que puso empeño en levantar al equipo y personalizó todo el partido del equipo blanco. Un gol y dos palos le avalan.
El Feo: López Caro
En cinco meses no ha sido capaz de solucionar ni uno sólo de los males de su equipo, y para peor parece estar muy orgulloso del mal juego desplegado.
El Malo: Raúl
Aunque quizás no sea absoluta responsabilidad del siete madridista, estuvo perdido todo el partido y no acertó en los pocos balones que le llegaron.
El Dato:
El Getafe llega a los 47 puntos, con lo que iguala la magnífica temporada que realizó el técnico Quique Sánchez Flores el año pasado.


SALA DE PRENSA:

Schuster:
“El resultado es justo, el partido fue muy abierto y por lo menos nos llevamos el premio del empate que no pudimos conseguir en el Barnabeu”.

“El gol suyo fue una lástima, fue una mano clara que todos pudieron ver menos uno (el árbitro)”.

Estamos tranquilos en la posición donde estamos. La verdad es que no estamos para UEFA ni para pollas”

López Caro:
“El equipo tuvo una grandiosa actitud, hemos hecho un buen fútbol, con muchas ocasiones. Merecimos mejor recompensa por el esfuerzo y por lo demostrado”.

“Beckham se quedó fuera por exclusiva decisión técnica. No tenía ninguna lesión, claro, que yo sepa”.

“Soy yo el único responsable de las decisiones técnicas, es una falta de respeto profesional pensar que algún jugador decide cuándo y cómo se entrena”.

Noticias relacionadas

Bayern y United vencen a domicilio y el City pincha en casa ante el Lyon

CSKA Y Plzen empatan; El Madrid, líder

El Real Madrid inicia la reconquista en 'modo campeón'

Los de Lopetegui, en busca de la cuarta 'Champions' consecutiva, dominan a la Roma de principio a fin

'Pena máxima' en Valencia en la derrota ante la Juventus

Ronaldo, expulsado a la media hora de juego, ausente en la victoria de su equipo en Mestalla

Messi abre con 'hat-trick' su reto en la 'Champions'

El FC Barcelona golea al PSV Eindhoven en el Camp Nou y es líder pese a sufrir a la contra

El Atleti empieza la 'Champions' con el pie derecho

Los de Simeone remontan al Mónaco con goles de Diego Costa y Giménez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris